Santo Domingo 24°C/24°C few clouds

Suscribete

Jean Pierre Bassa y Leonor García

Con esta historia de la vida real, recibimos el mes del amor y la amistad. Los protagonistas, Leonor y Jean Pierre, nos hacen partícipes de su dicha de hoy y sus esperanzas del mañana.textos Evelyn Irizarri fotografías Jochy Fersobe vestuario de Leonor Tienda Nubah

Jean Pierre y Leonor se conocían hacía tiempo. Siempre que podían hablaban de cualquier cosa. Había entre ellos una relación de cariño y admiración. Él, era su secreto enamorado, dentro de su corazón crecía un sentimiento profundo y muy especial por aquella amiga a quien distinguía entre las demás. Ella, de su lado, estaba enfocada en otras cosas, siempre creyó que su interés en ella era algo normal, pues es conocido por todos, lo incondicional de la amistad de Jean Pierre, “es que siempre creí que sus atenciones y cariño eran de amigo’’, confiesa Leonor, con cierta ingenuidad. A pesar de todo, él nunca desistió, y aquel domingo se le acercó una vez más, sin saber que había llegado el momento esperado, justo en el lugar indicado. Antes de finalizar aquella noche, ambos habían iniciado una relación fuerte y hermosa que ya empieza a ver brotar sus frutos. Hoy, la pareja que conforman espera ansiosa la llegada de su primogénito, Jean Pierre, un angelito que ha venido a revolucionarlo todo y a acentuar aún más el amor, la comprensión y ternura entre ambos. RS. ¿Cómo se conocieron?, ¿Qué recuerdan de ese día? JP. Nosotros nos conocemos hace más de 6 años, ella fue a cantar una vez a Praia y yo ya estaba enamorado hacía mucho tiempo y no había forma, siempre le hablaba y nunca me hacía caso, !ja, ja, ja!, pero nunca desmayé, porque sabía que no había llegado el momento. Hasta que llegó la ocasión esperada. Era domingo. LG. Lo que pasa es que para mí era algo de amigos, hasta que ese domingo, no recuerdo porqué yo estaba muy triste y él me quiso animar y me dijo “yo te voy a hacer feliz el resto de tu vida, solo dame la oportunidad’’, no hizo falta más nada, caí rendida y, desde ese día, somos inseparables. RS. ¿A qué se dedica cada uno? LG. Actualmente me encuentro cursando la carrera de Diseño de Interiores. Estoy concentrada en la maternidad y, si Dios quiere, este año voy a dedicarme a producir mi próximo disco. JP. Me dedico a la industria del entretenimiento, a realizar grandes eventos y fiestas. Ocupo la presidencia de Praia y tenemos en proyecto abrir nuevos negocios. RS. ¿A dónde salieron por primera vez? LG. A Praia. JP. Allí inició todo. Esa noche bailamos y la pasamos super bien. RS. ¿Por qué supieron que cada uno era el indicado para casarse? LG. Desde el día que nos hicimos novios, nunca dudé de que él era el hombre indicado para casarme, cuando me di cuenta de la persona tan hermosa que era, no lo solté jamás, sabía que él era mi complemento. JP. Desde que la conocí sabía que ella era la mujer que esperaba para casarme. RS. ¿Qué tan importante es esta fecha para ustedes? LG. Aunque él siempre está trabajando, para las fechas importantes hacemos nuestro espacio y compartimos y celebramos, pero, como te comentamos anteriormente, para nosotros cada día es San Valentín. RS. ¿Cuál es más romántico, y por qué? JP. Ella es más romántica. LG. Él también lo es, y cuando le sale su vena romántica, ahí es que vale, porque lo hace con tanta entrega y de una forma tan sincera y delicada, que lo hace aún más valioso. RS. ¿Qué sintieron al saber que serían padres? LG. En realidad me sorprendí mucho porque no me lo esperaba, pero ya cuando lo asimilé, comencé a sentir que es una bendición, un angelito que Dios me puso ahí y para Jean Pierre también. En verdad él se sintió más sorprendido que yo. JP. Yo simplemente no entendía, pero todo cambió cuando lo vi en la sonografía, ahí lo sentí mío. Ese constituyó un momento inolvidable. RS. Leonor, ¿Cómo ha cambiado Jean Pierre luego de su embarazo? LG. Ya él era excepcional, pero después de mi embarazo, fue como que de repente salió el papá dentro de él. Creo que me empezó a ver como la madre de su hijo, porque se volvió más atento, cuidadoso, está aún más pendiente de mí de lo que ya estaba. RS. El trabajo de Jean Pierre lo hace estar fuera de casa durante la noche. ¿Cuéntenos como son esas noches para Leonor? LG. Es muy difícil, pues, de por sí, no me gusta quedarme sola en la casa. Por suerte, él siempre me pide que lo acompañe y lo hago, pero, a veces, estoy agotada y me quedo. En ocasiones, después de regresar a la casa, tiene que volver a salir porque hay mucho trabajo. Yo lo entiendo porque él se va a trabajar, y, aunque no me gusta quedarme sola, lo acepto. RS. ¿Cómo coordinan sus horarios? LG. Ahora mismo estoy enfocada en mi rol de madre, aunque estoy dando forma al proyecto de mi tienda y mi disco, he hecho una pausa en mis estudios, de modo que nuestros tiempos coinciden bastante bien. RS. A propósito, ¿Cuáles son sus planes para este recién iniciado año? JP. Mi mejor plan para este año es recibir mi muchacho !Ja, ja, ja!. En serio, en lo profesional tengo importantes proyectos a desarrollar, pero, lo primordial de todo, es mi hijo y mi esposa. LG. Aunque tengo mis proyectos y todo el deseo de realizarlos, también deberán esperar un poco, porque lo más importante ahora es la llegada del bebé. RS. ¿Cómo se siente con lo que hasta ahora han logrado? JP. Me siento bien, pero todavía me falta mucho, pero muchísimo por alcanzar, aunque tenga la oportunidad de realizar todos los negocios que pueda uno imaginarse o desear, siempre voy a querer más. Me gusta el trabajo y el contacto diario, permanente, con la gente. LG. Él es muy perfeccionista y se entrega mucho a su trabajo. En mi caso, es mucho lo que me falta, aunque hasta ahora me siento muy feliz, ya que estoy viviendo una de las etapas más importantes en la vida de una mujer. RS. Cuando surgen situaciones difíciles,¿cómo logran superarlo? JP. Hasta ahora no se puede hablar de momentos o situaciones muy difíciles, por la buena comunicación que existe entre nosotros, pero siempre existen pequeños problemas. LG. Es que tienen que pasar esas cosas!, pues si no, la relación sería muy aburrida. Afortunadamente, nunca pasan a mayores, porque cuando algo no nos gusta lo decimos de inmediato. RS. ¿Siempre ha sido así, desde el principio? JP. Sí. Algo que aprendí de ella es que nunca uno debe acostarse peleado. No importa la magnitud del pleito, antes de irnos a dormir lo hablamos, y eso es algo que nos ha dado muy buenos resultados. Al día siguiente uno siente como que nada ha pasado. LG. A veces cuesta un poco, pero lo hacemos. Nunca nos dormimos enojados y, como él dice,al día siguiente, nada ha pasado. RS. Leonor, ¿cuéntenos sobre su faceta artística? LG. Yo tengo un disco y se me ha presentado la oportunidad de realizar otra producción. La música es algo que me apasiona. Gracias a Dios, a muy temprana edad tuve la oportunidad de hacerlo, es un medio muy complicado, me disgusté mucho y le puse una pausa, sufrí muchas decepciones y, debido a eso, le perdí un poco de encanto, pero, ahora se da la oportunidad de retomarlo, claro,en otro tipo de música, pues me lanzaron con un estilo con el que no me identifico, no es que tenga nada en contra de ese género, solo que mi estilo es pop rock, pop hip-hop urbano. RS. ¿Apoya a su esposa en este proyecto? JP. Cien por ciento. Me encanta su voz. Tiene una voz increíble y eso que su voz suena mucho mejor cuando estamos ella y yo solos. Ella va a seguir y su familia y la mía la vamos a apoyar en todo. RS. Esta pregunta es para Jean Pierre. Trabaja en el negocio del entretenimiento, ¿cómo diferencia entre el trabajo y la diversión? JP. Fíjate, como el negocio de nosotros es el entretenimiento, lo que hacemos es divertirnos en otra cosa. Cuando la gente está retornando de sus vacaciones es que nosotros salimos a vacacionar. Disfrutamos más la tranquilidad, eso no quiere decir que no nos vayamos de fiesta, y a bailar. RS. ¿Cómo han sido estos primeros meses de matrimonio?, recuerden que se trata de temperamentos diferentes conviviendo bajo un mismo techo. LG. Siempre se habla de lo difícil que resultan los primeros tiempos del matrimonio, pero para nosotros, hasta ahora, todo ha resultado fácil. Lo primero que debo decirte es que la persona que tengo en un pedestal es a mi papá, y Jean Pierre es lo más similar a mi papá que conozco, !Ja, ja, ja!. En realidad, no somos tan diferentes. Tenemos la misma educación y cultura, de modo que las cosas han resultado llevaderas. JP. Tenemos los mismos gustos, nos fascinan las mismas comidas y los mismos lugares, por ejemplo, vamos para un sitio y yo no quiero ir, ella se da cuenta, entonces, de repente, me dice que nos quedemos en casa o vayamos a otro sitio. Es como una conexión entre nosotros.

Tags relacionados