Listin Diario Logo
23 de octubre 2021, actualizado a las 01:36 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Religión/Senderos sábado, 23 de enero de 2021

Ánimo en dos minutos ¿Está siendo usted llamado?

  • Ánimo en dos minutos ¿Está siendo usted llamado?
Luis García Dubus
Santo Domingo, RD

 Según el evange­lio de San MAR­COS 1, 14-20 ¿Sabe usted la razón de que esté leyendo esta página en este momento? ¿Sabe qué lo motivó a empezar a leer? ¿Sabe por qué en ocasiones siente que tiene necesidad de algo o de alguien supe­rior a usted, Alguien total­mente confiable… necesi­dad de Dios?

La respuesta a estas tres preguntas es la misma. Y se encuentra en el evange­lio de San Marcos 1,14-20. De cuando Jesucristo esta­ba caminando por la orilla de un lago, vio unos pesca­dores que estaban echando una red en el lago, y los lla­mó: “Vengan conmigo, y los haré pescadores de hom­bres” (Marcos 1,17).

¡Qué extraño!, Los ra­binos de aquella época no escogían a sus discípulos: eran los discípulos quienes los escogían a ellos.

Resulta raro que un maestro que quiera formar un grupo de seguidores, es­coja a gente desconocida, sin preparación alguna en teología, y sin ningún mere­cimiento para ser elegidos. ¡Gente como usted y como yo…! Es el único maestro en la historia de la humani­dad que emplea este méto­do tan singular.

La razón de que sus dis­cípulos lo sigan no es que ellos lo escogieron como lí­der. Es al revés. No lo eligen ellos a Él. Lo siguen por­que Él “los llamó”. (Marcos 1,20), porque merecen ser llamados: “llamó a los que quiso” (Marcos 3,13).

Hoy el Señor no ha cam­biado su estilo. De modo que, si usted muestra inte­rés en leer cosas acerca de Él, visita su casa, y lo necesi­ta en su interior, aunque no lo diga, es porque el Señor se fijó en usted, y está que­riendo ser su amigo.

No hay duda de esto. Y eso significa que usted for­ma parte de su grupo, de su gente.

Y “con los que Él ha lla­mado, siguiendo su pro­pósito, Él coopera en todo para su bien”. (Romanos 8,28)

Esto es, el fundamen­to del optimismo cristiano, alegrémonos y confiemos, porque: “Si Dios está a favor nuestro, ¿quién podrá es­tar en contra?” (Romanos 8,31)

La pregunta de hoy

¿Cómo puedo saber si yo he sido llamado?

Un llamado de Dios es una experiencia personal e interna que puede produ­cirse a cualquier edad, a tra­vés de una persona, de un incidente, o simplemente en el silencio.

Un llamado es el privi­legio de haber percibido el amor particular, incondicio­nal y gratis que Dios le tie­ne.

La respuesta libre “es de­jar entrar ese amor: dejarse amar, dejarse salvar”. A esto le han llamado “el aconteci­miento de la gracia”.

Y le repito: si… usted ha leído este pequeño mensa­je, es señal de que Dios lo ha movido a hacerlo, y es prue­ba de que él se ha fijado en usted y desea regalarle todo el beneficio de su amistad y de su paternidad. .