Listin Diario Logo
22 de septiembre 2020, actualizado a las 12:40 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Religión/Senderos sábado, 25 de abril de 2020

SENDEROS

Dejando distracciones para centrarnos en el ser

  • Dejando distracciones para centrarnos en el ser
Ezequiel Méndez
Santo Domingo, RD

 El Verso número 12 del an­tiguo Tao te chin, referente a la “distracción” dice que: “Demasiado color ciega el ojo, demasiado ruido en­sordece el oído, demasiado condimento embota el pa­ladar, demasiado jugar dis­persa la mente, demasiado deseo entristece el corazón. El sabio provee para satisfa­cer las necesidades, no los sentidos; abandona la sen­sación y se concentra en la sustancia”.

Ese sencillo verso nos lla­ma a enfocarnos en lo que realmente somos y quere­mos, todo aquello que pa­rece ser lo que se “necesita” para existir cuando se con­vierte en demasía llega a cercenar nuestro ser, nues­tra forma de ver el mundo, nuestra forma de actuar, de­bemos abandonar las sensa­ciones que continuamente el mundo nos ofrece y cen­trarnos en la sustancia que somos, más allá del dine­ro, de las adquisiciones, de los títulos académicos, y de todo aquello que conside­ramos que nos “definen”,   porque en su dinámica es­tas cosas nos atrapan y nos oscurecen. Somos más que un simple organismo bioló­gico, que traídos por el azar tuvimos que vivir como acci­dente cósmico, debemos ver la vida con el propósito de ayudar, de crecer, de evolu­cionar en nuestra realidad, eso incluye todo lo que ha­cemos, todo lo que pensa­mos, todo lo que tenemos la potencialidad de hacer y de todo aquello que como so­ciedad ya hemos logrado, y a la vez observar todo aque­llo que hacemos mal inician­do con todos esos “dema­siados” que el mismo verso nos ofrece. A veces lo que deseamos no es más que el resultado de los que se nos ha impuesto socialmen­te y en base a eso construi­mos nuestro pensamiento y nuestro accionar .


Más en Religión/Senderos