Listin Diario Logo
21 de octubre 2018, actualizado a las 10:55 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Religión/Senderos sábado, 29 de septiembre de 2018
0 Comentarios

SENDEROS

“Y la verdad os hará libres”

Lesbia Gómez Suero

Existen fundamentos que expresan que todo “Principio” encierra una Gran Verdad. Y que, al realizarla, da el conocimiento para actuar en libertad consciente, para discernir con sabiduría lo correcto. Por cuanto, el conocimiento rompe el cascarón de los atávicos modelos de conductas equivocadas. Permitiendo, además, eliminar de la conciencia, los prejuicios dogmáticos que aprisionan, al relegar la esencia de los postulados en sus credos; y que les asisten, para reunirlos entre sí, como religión universal.

“Conoceréis la verdad y seréis libre”. Este enunciado manifiesta la amplitud concebida de libertad.  Otorga una libérrima aptitud de comprensión lógica de lo que significa “existir”; no catapultándola. Corrientemente se dice: nacer, crecer y morir. Vivir entraña una responsabilidad especifica. Conlleva participar en los procesos evolutivos, quien hace uso de la intimidad para expresar sus cambios en el ser que se afecta por las transformaciones que se operan en los ciclos cósmicos y terrenales. De ahí que la chispa divina, alma, diferenciada de la gran estructura suprema, Dios, peregrine a través de sus modelos, (arquetipos); que son diseñados por la economía divina, para que se instrumente en ellos, y adquirir conocimiento (desarrollo), en los planos relativos a la conciencia.

Es oportuno distinguir, que la verdad es una en esencia.  Y que el conocimiento de ésta, no se transfiere, hay que realizarla de forma personal, sin segmentar su esencia como principio inalterable. En virtud de que el alma como entidad creada, mantiene el conocimiento adquirido durante su proceso existencial, y que se plasma como programas en su conciencia. Por tanto, el conocimiento que se tenga de la realidad, variará de un individuo a otro. Con esto se infiere, de no juzgar, porque el “hombre que se ha equivocado hoy será el santo de mañana”. Entendiéndose, que lo inferior en el presente, se trascenderá, por sus procesos a la condición de elevada conciencia realizada. Ya, como principio inmanente, y de servicios, como apostolado del alma en una autorrealización en cambios autoobservada.

Muchos son los que eluden adquirir el conocimiento mostrándose apáticos. Existe un manifiesto que dice: “que, a mayor conocimiento, mayor responsabilidad”. El hombre prefiere mantenerse en el oscurantismo de la ignorancia, con interés de no involucrarse en esa medida al desarrollo preponderante a la conciencia colectiva. Lo que no saben estos es que la ignorancia de la causa no los redime de sus efectos; porque se cosechará lo que se sembró. No hay indulgencia de la ley con las violaciones a la misma. De ahí, que el más grande estado que esclaviza al ser, es la ignorancia, y madre complaciente de todos los errores que el hombre comete. Realizar la verdad, hace libre.

Por tanto, y por consecuencia de esto, hay una responsabilidad que se adquiere desde los inicios de la manifestación (creación), y es concurrir como conciencia, en el plan trazado por Dios. Asumiendo que el proceso de la creación no es tan simple como ordinariamente se cree. Por cuanto, con voluntad y decisión de realizarse con el conocimiento, se conquistará en gloria por haber participado y completado la misión que le fue asignada por Dios, en su proceso cognoscente.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

    Descubre