Santo Domingo 23°C/25°C few clouds

Suscribete

Huellas

Avatar del Listín Diario
Natacha Féliz FrancoSanto Domingo

La única razón por la que vivimos inmersos en el drama es porque nos gusta. Comentamos una y otra vez las malas noticias, dejamos que las lágrimas sean incontenibles sólo para manipular o llamar la atención hacia nuestras penas, y nos volvemos fastidiosos recordando las situaciones desagradables del pasado, a las que no dejamos ir con esa maquinación mental de lo que pudo haber sido y no fue o por qué me pasó esto a mí. Salimos del drama cuando nos cansamos de darnos lástima a nosotros mismos o cuando descubrimos la mala energía que lo envuelve, presente desde los pequeños y negativos actos cotidianos hasta los grandes sucesos que propagan los medios de comunicación. Es una decisión personal dejar el drama y concentrarnos en ser ecuánimes, sin ceder una lágrima. “Energía del drama vete, porque ya no tienes ningún propósito. Que haya luz en este lugar”.

Tags relacionados