Santo Domingo 23°C/24°C scattered clouds

Suscribete

PRESENCIA DOMINICANA

José DeLeón

Mencionarlo provoca referirse a la campaña de Grandes Ligas de 1985 cuando le acreditaron apenas dos victorias y le debitaron 19 derrotas, como si esa regla tuviera alguna validez para evaluar un lanzador. Muy pocos remueven la superficie para encontrar que permitió menos hits que entradas lanzadas alcanzando promedio de 8.2 K/9IL, el tercero mejor de la Liga Nacional, eliminando por esa vía un 21.3% de los bateadores que enfrentó.

Me refiero a José DeLeón que, a destiempo, apenas 63 años de edad, falleció días atrás. Ciertamente, la mala suerte lo acompañó en su carrera de liga mayor, finalizando con una marca de 86-119, pero PCL de 3.76 en casi 1,900 episodios completados. La relación PCL/JG-JP no es compatible.

Es uno de tres dominicanos con más de 1,500 episodios lanzados en las mayores y promedio de menos de ocho hits permitidos en nueve entradas, los otros dos son Pedro Martínez y Mario Soto y nada más Joaquín Andújar lo supera en no permitir que le volaran la valla a uno de sus envíos.

Los resultados alcanzados en las temporadas de 1988 y 1989 con los Cardenales lo colocaron como el más consistente de los lanzadores dominicanos que actuaron a ese nivel, siendo el único que en cada uno de esos torneos lanzó más de doscientos episodios. Inició setenta partidos consumando 470 episodios con PCL de 3.35 y WHIP de 1.14. En esas campañas la oposición le bateó para .181 en 160 oportunidades con el juego en la línea y apenas en una ocasión le dispararon jonrón. Su Reporte expresaba: “tiene una combinación de Bola Rápida, Slider, Cambio y sobre todo una Recta de Dedos Separados que lo posicionan como uno de los lanzadores más difíciles para conectarle sólidamente.”

Su paso por el béisbol invernal dominicano fue breve pero brillante. 

Contribuyó extraordinariamente en las coronas obtenidas por el Escogido en 1987- 88 y 1988-89. Una de las más notables de la historia para un lanzador. En 58.2 episodios tuvo PCL de 2.30 y WHIP de 0.99, y en 1988 lo seleccionaron como Jugador Más Valioso de la Serie Final.

Merecidamente fue exaltado al Pabellón de la Fama del deporte dominicano en 2011.

tonypinacampora@gmail.com Twitter:@pinacampora

Tags relacionados