Santo Domingo 24°C/24°C few clouds

Suscribete

Enfoque: Cita literaria

Fahrenheit 451: La temperatura a la que arden los libros

El oficio de bomberos es conocido en todos los tiempos por su labor heroica, por su servicio y entrega a salvar vidas y apagar incendios. Sin embargo, en la novela “Fahrenheit 451”, el trabajo de los bomberos consiste en encenderlos.

Este clásico, considerado una de las novelas más famosas del siglo XX, fue escrito por el estadounidense Ray Bradbury y narra las vivencias de un mundo donde los libros eran prohibidos.

En la obra, los bomberos son los encargados de quemarlos, para así evitar que se propague la “infección del pensamiento”. El título surge de la temperatura a la que el papel de los libros se enciende y arde.

“Era un placer quemar libros”. Con esta frase se inicia la historia que se centra en Montag, un bombero que cumple con su trabajo y lleva una vida sencilla.

Montag conoce a una joven con una aptitud diferente al resto de las personas y comienza a cuestionarles sobre sus acciones. - ¿Le importa si le hago una pregunta? ¿Desde cuándo es usted bombero? ¿Ha leído alguno de los libros que quema?

Montag se ríe y responde que la ley lo prohíbe. Prosigue: “Es un hermoso trabajo. El lunes a quemar a Millay, el miércoles a Whitman, el viernes a Faulkner; quemarlos hasta convertirlos en cenizas, luego quemar las cenizas. Ese es nuestro lema.

La niña, que desempeña el papel de Clarisse, hace la pregunta que cualquiera de nosotros haría. - ¿Es verdad que hace mucho tiempo los bomberos apagaban el fuego en lugar de encenderlo? A partir de las conversaciones con su vecina, Montag reflexiona y decide unirse a la lucha para defender la libertad de pensamiento. En uno de sus servicios en los que una mujer permitió que quemaran sus libros junto a ella, Montag piensa: “Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar, para que una mujer se deje quemar viva. Tiene que haber algo. Uno no muere por nada.

Él pensó en los libros y por primera vez comprendió que detrás de cada obra hay un hombre. El autor destaca cómo un libro en una casa era un arma cargada y quemarlo era la única forma de quitarle la bala.

Esta novela retrata la censura futura, presente o pasada de la lectura. Bradbury citó la posibilidad de “quemar” en nuestros días los libros sin cerillas ni fuego. “No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee, que no aprende, que no sabe. Si el baloncesto y el fútbol inundan el mundo, no necesitan prender fuego al queroseno ni perseguir al lector”.

Finalmente, el autor, a través de Montag y su transformación, nos muestra la importancia de la libertad de pensamiento y el peligro de la censura. Asimismo, insta a valorar el poder de la literatura y la necesidad de mantener vivas las llamas del conocimiento en una sociedad cada vez más distraída.

Ray Bradbury

Fue un escritor estadounidense, conocido por sus obras dedicadas a la ciencia ficción, el terror y la fantasía. Considerado uno de los grandes maestros del género fantástico del siglo XX.

Se inició joven en la escritura, con especial atención al relato corto, siendo publicado en numerosas revistas literarias. Autor de más de 30 libros y merecedor de la medalla de la National Book Foundation por su contribución a las letras en Estados Unidos, una citación especial del premio Pulitzer de 2007, entre otros.

Tags relacionados