Santo Domingo 22°C/24°C clear sky

Suscribete

La Alianza Rescate RD, muestra de madurez política

La Alianza Rescate RD anunciada por la oposición – Fuerza del Pueblo (FP), Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Partido Revolucionario Dominicano (PRD)- en el 91% de la geografía nacional, abarcando un 88.8% de la matricula electoral de 8.5 millones de votantes, que presentará candidatos comunes en 145 Alcaldías, 260 Distritos Municipales para febrero 2024 y en unas 24 senadurías en las elecciones de mayo, así como un compromiso de apoyo al candidato presidencial clasificado a la segunda vuelta, ha generado una avalancha de opiniones e interpretaciones.

Para unos, evidencia de desesperación y debilidad de la oposición. Para otros, un ejercicio de pragmatismo y racionalidad política.

Y no podía ser de otro modo, ya que el oficialismo y sus satélites comunicacionales llevaban meses vaticinando su fracaso debido a la multiplicidad de intereses y resquemores, contrapuestos si se quiere, que requería superar esa estrategia unitaria. Sus esfuerzos por torpedearla nunca mermaron.

Sin embargo, su propia miopía estratégica, basada en la compra y avasallamiento de la oposición –fundamentalmente los alcaldes del PLD-, se convirtió en uno de sus principales catalizadores.

La importancia de las

elecciones municipales

El diagnostico era de simple aritmética. Si en las elecciones municipales de febrero la oposición presentaba candidatos separados, el oficialismo arrasaba en la abrumadora mayoría de los municipios, ya que esas elecciones, así como las congresionales, se deciden por mayoría simple.

Esa daga, clavada en la percepción de la población, sería de muy difícil, sino imposible, reversión para las elecciones congresionales y presidenciales de mayo 2024.

Imagino hasta los titulares de los dobles encartes de los periódicos matutinos: El Tsunami del Cambio arrasa! Por algo la máxima de: ¡Divide y vencerás!

Sin embargo, y en eso coinciden prácticamente todos los analistas, el escenario político cambió radicalmente.

En efecto, en lugar de enfrentar una oposición segregada y dividida, con una multiplicidad de candidatos compitiendo por el mismo pastel electoral de la desafección gubernamental, el oficialismo experimentará los embates de tres estructuras partidarias mayoritarias empujando la carreta municipal y senatorial en la misma dirección, prácticamente en las 32 provincias del país.

Conquista el voto útil

Pero fuera de la sinergia electoral que implican estos “tres frentes” accionando en toda la geografía nacional, lo que, por lo general, potencializa el voto útil, aquel que vota regularmente por el que considera tiene la mayor posibilidad de ganar –por si las moscas- la alianza presenta otra realidad de simple mayoría matemática, representada en el hecho de que, en cada municipio y/o circunscripción, Rescate RD presentará el triple de candidatos a diputados y regidores que el oficialismo.

Todos buscando sus votos de manera individual, pero acreditables a la candidatura senatorial y a la alcaldía correspondiente.

Por ejemplo, si el Distrito Nacional elige 18 diputados, la Alianza Rescate RD llevará 54 candidatos peinando los barrios de las tres circunscripciones, trabajando indirectamente en favor de su senador, mientras que el oficialismo activará solo con 18.

Ahora bien, fuera de toda la matemática y carpintería electoral consustancial a la obtención del poder por parte de los partidos de la alianza, la misma contiene un aspecto cualitativo a tener en cuenta.

Un Proyecto de Nación

El relativo a la gobernanza y la estructuración de un Proyecto de Nación, con un mínimo de propuestas comunes a ser aplicadas desde el gobierno.

Esto obliga, con una mayor profundidad, a lograr un consenso en relación a la aplicación práctica de políticas públicas que le den sentido al nombre de la alianza, más que a la ganancia particular de puestos o escaños en el Congreso o los municipios.

Políticas de rescate

En este sentido, la visión de la alianza debe abarcar la formulación de políticas de rescate para i) la eficientización de los servicios públicos deteriorados -911, Metro, Asistencia Vial, etc; ii) el apoyo y fomento de la producción agrícola, diezmada por las importaciones, a los fines de enfrentar la galopante inflación alimentaria (+33% en esta gestión); iii) revertir el deterioro e ineficiencia de las EDEs (pérdidas +41%) y fortalecer la institucionalidad del sector eléctrico; iv) corregir las fallas e improvisaciones en la ejecución del 4% de la educación, a los fines de generar resultados tangibles y mejorar la calidad de la educación; v) delinear una política racional de endeudamiento destinada fundamentalmente a financiar el gasto de capital prioritario en lugar del gasto corriente, manteniendo un flujo neto positivo del financiamiento; y vi) definir una política efectiva para enfrentar la delincuencia y garantizar la seguridad ciudadana, entre otros aspectos.

Tras mayoría legislativa

Por tal motivo, la misión y la estrategia de la oposición debe pasar por la obtención de una mayoría congresional que le garantice, una vez bajo el control del Ejecutivo, la implementación y ejecución de las políticas públicas acordadas y comprometidas ante la Nación, objetivo supremo solo concretizable en la actual coyuntura político electoral, a través de la conjunción de esfuerzos y voluntades de la mayoría del pueblo dominicano representada en una oposición no atomizada.

En sentido general, la Alianza Rescate es una muestra más de que anteponer la racionalidad a los deseos y las pasiones de nuestra clase política garantiza un desarrollo más armónico y consensuado de nuestra sociedad.

Enhorabuena.