Santo Domingo 26°C/29°C scattered clouds

Suscribete

Día Internacional de la Mujer

El reconocimiento de los derechos de la mujer ha estado precedido de importantes acontecimientos históricos. Uno de esos fue la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano del 26 de agosto de 1798, como producto de la revolución francesa, en la que se enunció que:“Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos”. Esta declaración se refería especificamente a los hombres, no así a la mujeres, derivándose una desigualdad e inferioridad de la mujer con respecto al hombre.

En Inglaterra en 1860 cientos de mujeres realizaron protestas para que la Universidad de Oxford y la Universidad de Cambridge admitieran a mujeres como estudiantes. Al tiempo que esto ocurría en Europa, un acontecimiento en America marcó el inicio del reclamo de las mujeres por sus derechos: el 8 de marzo de 1875 en Nueva York, un grupo de mujeres trabajadoras de una fábrica de textiles se manifestaron reclamando igualdad salarial, respecto del salario que ganaban los hombres y mejores condiciones laborales. Por este reclamo, 120 mujeres fueron asesinadas a manos de la policía. Este acontecimiento dio origen a la formación del primer sindicato de mujeres de la historia.

El 25 de marzo de 1911 en Nueva York, sucedió un desastre industrial, donde 146 mujeres murieron en un incendio en una fábrica de textiles, debido a que entre otras razones los propietarios sellaron las puertas del edificio.

Finalmente, en 1975 la ONU, estableció mediante resolución, el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Se implementó un programa para examinar la situación y los derechos de la mujer y cómo dar acceso para que la mujer pueda ocupar cargos gerenciales y ampliar sus posibilidades de toma de decisiones. Este programa se desarrolló en el periodo comprendido entre 1976 y 1985, y se denominó el “Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer”.

No obstante los avances en materia de derechos de igualdad entre hombres y mujeres, aún persisten diversas formas de discriminación. Uno de los aspectos relevantes de discriminación contra las mujeres es la desigualdad salarial. Mujeres que realizan la misma actividad laboral que los hombres, ganan salarios inferiores.

Estudios realizados por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, han establecido que existe una relación directamente proporcional entre las oportunidades económicas de las mujeres y el éxito de las economías. El empoderamiento económico de las mujeres impacta el crecimiento, el desarrollo y contribuye con la reducción de la pobreza y la desigualdad.

La desigualdad salarial no es exclusiva de una región: en Alemania la mujeres ganan un 23% menos que los hombres por hacer el mismo trabajo; en Irlanda un 17%; en Portugal un 18%; en Grecia un 30%; en Rusia un 30%; en Bulgaria un 16%; en Brazil 27%; en Costa Rica un 26%; en Nicaragua un 33%; y en la República Checa desde un 33% a un 50%.

Sólo una empresa en el mundo ha logrado una certificación internacional por igualadad de salarios entre el hombres y mujeres. Se trata de la Phillip Morris International, con 77 mil empleados y 60 oficinas en todo el mundo. En esta empresa, los hombres y las mujeres ganan el mismo salario si realizan las mismas funciones. Esta debe ser la aspiración de toda nación, si queremos reducir los niveles de pobreza y desigualad.

Cuando los ingresos de las mujeres aumentan, se beneficia la educación, la salud, la vivienda y la calidad de vida de la familia.

La diferencia de salario entre hombres y mujeres es una forma de violencia económica, ya que afecta el regimen de pensiones y las prestaciones laborales de las mujeres. En Europa, una encuesta realizada en el año 2019, reflejó que un 22% de las mujeres estaban en situación de riesgo con relación a los hombres a la edad de su retiro (65 años).

La mayoría de los países de la Unión Europea han tomado distintas acciones para lograr el propósito de igual remuneración por igual trabajo entre hombres y mujeres. Estonia tomó la medida de supervisar la efectiva aplicación de su ley de igualdad de género; Finlandia, diseñó un programa tripartito para reducir las diferencias salariales entre ambos géneros de un 20% a un 15%, bajo el principio “igual retribución para un mismo trabajo”.

En Reino Unido, aunque en la actualidad no pertenece a la unión europea, existe el código de prácticas obligatorias sobre igualdad salarial. Esta nación es el primer país que audita la brecha salarial, llegando a la conclusión de qué 8 de cada 10 empresas pagan más a los hombres que a las mujeres. Según el diario británico el Telegram, la auditoría realizada por la Comisión para la igualdad de derechos humanos, indica que de las 9 mil empresas más grandes que fueron auditadas, más del 78% pagaban un salario más alto a los hombres que a las mujeres. Las empresas que no cumplan con la ley, podrán recibir sanciones sin límites y ser procesadas.

En la República Dominicana, si bien hemos avanzado en la igualdad de género, aún falta mucho para cumplir con los mandatos de la Constitución en relación a los derechos de las mujeres. Cumplir los preceptos constitucionales en materia de igualdad es responsabilidad fundamental de los poderes públicos. Desde el Congreso he legislado en esa dirección, presentando las siguientes iniciativas: Proyecto de Ley que Crea el Sistema Integral de prevención y sanción de la violencia contra las mujeres; Proyecto de Ley sobre Divorcio; y el Proyecto de Ley de participación igualitaria entre hombres y las mujeres en la administración pública y poderes del estado.

El en día de hoy, 8 de marzo de 2023, se celebra el Día Internacional de la Mujer por 48º (cuadragésima octava) vez. ONU Mujeres acogió este año el lema “Por un mundo digital inclusivo: Innovación y tecnología para la igualdad de género”. Felicidades a todas las mujeres del mundo en su día, en especial a las mujeres dominicanas.

Tags relacionados