Listin Diario Logo
02 de octubre 2022, actualizado a las 02:50 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 12 de agosto de 2022

Consumo de azúcar blanca

  • Consumo de azúcar blanca
Ernesto Díaz Álvarez

El azúcar es el aditivo alimenticio más utilizado y controvertido, puesto que ningún producto ha sido tan cuestionado y objeto de polémica.

El azúcar que nos da la naturaleza viene acompañada de complejas combinaciones de enzimas, vitaminas y minerales, que permiten que esta pueda ser asimilada y quemada fácilmente en el organismo y así darnos energía. Todo esto se pierde cuando se refina el azúcar (sacarosa).

Para su metabolismo utiliza las reservas del cuerpo de vitaminas, enzimas y minerales para asimilar la sacarosa o azúcar blanca.

El azúcar blanca, pues, no solo no nutre sino que literalmente le roba al cuerpo nutrientes que ya posee, además durante el proceso de blanqueo y refinamiento del azúcar blanca se utilizan sustancias químicas, como el ácido fosfórico (usado en la industria como corrosivo) de efectos perjudiciales para la salud. Durante dicho proceso químico se utilizan aditivos edulcorantes que muchas veces se acumulan en el organismo, los cuales son nocivos y causan problemas de salud.

El consumo de azúcar refinada (blanca) ha sido ampliamente vinculado con enfermedades degenerativas, tales como, cardiopatías, diabetes, cáncer, entre otras, así como la obesidad, desórdenes digestivos, hiperactividad y caries dentales.

En los niños, el azúcar refinada produce lo que se conoce como hiperkinecia, afección esta que se caracteriza por una constante agitación e inestabilidad emocional, rabietas frecuentes, llantos, depresión, etc., así como anorexia (falta de apetito) no desean otra cosa que no sean dulces, caramelos y refrescos.

Las personas pueden presentar alergias e infecciones frecuentes, ya que el sistema inmunológico se debilita.

En los adultos de ambos sexos produce hipoxia (escasez de oxígeno en sangre) y por tanto vejez prematura y senilidad.

En relación al sistema cardiovascular el azúcar refinada produce aumento del colesterol total, disminución del colesterol bueno (HDL), alteraciones de la presión arterial, falta de oxígeno en el cerebro y para su metabolismo consume la vitamina B1 (tiamina) cuya deficiencia debilita el corazón produciendo miocardiopatía dilatada y fallo cardiaco. 

El consumo excesivo de azúcar se ha relacionado con el desarrollo de la diabetes, mal  que padecen millones de personas con consecuencias fatales como: Gangrenas, arterosclerosis, ceguera, cataratas y trastornos de la coagulación. Se le considera por su efecto metabólico y glandulares “Enemigo del sexo”, por producir impotencia o disfunción eréctil en los hombres y en las mujeres infecciones  recurrentes en la vagina y sus estructuras.

El azúcar refino se encuentra en la mayoría de las dietas de occidentes donde prácticamente se ha convertido en una droga de consumo legal como el cigarrillo y el alcohol. 

Antes de consumir un producto lea su etiqueta y así sabrá qué ingiere.