Listin Diario Logo
06 de julio 2022, actualizado a las 12:01 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 25 de mayo de 2022

EN SALUD, ARTE Y SOCIEDAD

Mantener la inmunidad de rebaño con la 4ta dosis

  • Mantener la inmunidad de rebaño con la 4ta dosis
Ignacio Nova
ignnova1@yahoo.com

Hace más de cuatro meses cuando el 12 de enero del 2022 las estadísticas mostraron el pico que en Estados Unidos alcanzaba la pandemia de la Covid-19, con 880,274 casos nuevos.

El sistema de control de enfermedades estadounidense rastreó aquella incidencia intensa que, iniciada el 28 de noviembre del 2021, hizo meseta el 28 de marzo del corriente año.

Cuando el pasado 3 de abril redujo a 4927, muchos desempolvaron el resguardado optimismo, entusiasmados de poder reutilizarlo durante la colorida y reciente primavera.

Sin embargo, las esperanzas de vestir el alma con tan apasionado ánimo redujeron porque el 9 de abril los casos retomaban su tendencia alcista e imprevisible, alcanzando 13,521 casos nuevos, amenazando con triplicar la tasa de incidencia semanal registrada antes.

Desde entonces la Covid-19 recobró sus andanzas alpinistas, deseosa de escalar las gélidas blancuras del Kilimanjaro. Anteayer, 24 de mayo, los nuevos contagios registrados en la última semana advirtieron que podrían estar en camino a decuplicar su cifra del 9 de abril, celebrando haber producido 132,365 nuevos contagios.

Aunque a una escala menor, la República Dominicana muestra una sincronía estructural asombrosa con tal evolución de la Covid-19 en USA. Aquí, de 6.36 mil nuevos casos el 21 de enero 2022, pasamos a 272 el 19 de diciembre 2021.

Felices, nuestros ciudadanos recibieron la noticia del 17 de abril: hubo cero nuevos casos y el promedio de infecciones semanal totalizó 29. Cifras de caída record. Anteayer, sin embargo, los nuevos contagios crecían a 183 y el promedio semanal, a 141. Ayer, Salud Pública reportó 222 nuevos casos y 1,072 activos. ¿Tendremos un repunte?

De aquí el valor de esas fotos del presidente y del ministro de salud: con mangas recogidas, liberando el músculo Deltoides, recibían la cuarta dosis de vacuna preventiva de esta infección del Sars-Cov2.

Mundialmente la vigilancia ante la Covid-19 se ha relajado y las medidas preventivas reducido. Escasas personas usan mascarillas y por doquier se cierran las facilidades hospitalarias para alojar los casos. ¡El riesgo pandémico ha pasado!, exclaman algunos sin atender lo que ocurre mundialmente.

EL 21 de enero pasado, los casos nuevos de Covid-19 globales totalizaron 6.66 millones y 3.36 millones el promedio semanal. Tales cifras representan el décimo de los 320.3 mil y 407.7, respectivamente, registrados tres meses antes: el 17 de octubre, 2021. El pasado 23 de mayo, los casos del 21 de enero habían caído al sexto con registros similares a los persistentes durante los primeros nueve meses del pasado año.

Que un ejecutivo nacional, un ministro de salud y un gobierno que han puesto dedicación, decisión política, energías y recursos estatales en controlar esa pandemia y proteger a los ciudadanos se presentan recibiendo una 4ta dosis de la vacuna antiCovid-19 constituye un llamado a que todos procuren inocularse.

El mensaje del ejecutivo pareció necesario porque la gente no emuló la acción del ministro Daniel Rivera. El 8 de enero pasado se inoculó la 4ta dosis en el Jardín del Gran Teatro del Cibao.

El gobierno está orientando: Aunque la Covid-19 está bajita, debemos prevenir, vacunándonos.