UN MOMENTO

La unidad

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 La unidad de la humanidad es una meta de la historia huma­na, es una meta de los hombres. Hoy recordamos de manera es­pecial la unidad de los cristia­nos.

San Agustín repetía: “Todos los seres hu­manos, son mis hermanos aunque digan no que son mis hermanos”. Nosotros lo volve­mos a repetir hoy en la Iglesia.

Es bueno tener tolerancia, no podemos condenar, pero hemos de buscar la unidad en la diversidad. Aunque seamos diferen­tes, somos seres humanos o somos cristia­nos, pero hemos de buscar la unidad en la diversidad.

Sólo siendo nosotros tolerantes los unos de los otros encontraremos la unidad que Dios desea.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo que­remos.