PANCARTA

VocaciĆ³n de fe

GERMÁN MARTÍNEZ

El presidente Luis Abinader ha demostrado ser un hombre de profunda fe y vocación de servicio, de una gran capacidad de trabajo y de nortes claros.

Le han tocado, quizás y sin quizás, los más difíciles momentos en la historia reciente del país, y ha ido sorteando escollos y haciendo trillos y caminos para darle paso al futuro promisorio que quiere para el país.

Lo acompaña su fe en Dios, su honestidad y su partido, y una gran mujer, no hay ni socios, ni hermanos, ni cuñados ni compañeros; el dinero del pueblo dominicano es sagrado.

Ahora bien, Haití es el más grave de los problemas inmediatos, y en esa lucha por la patria debemos estar todos los dominicanos apoyando y sosteniendo con fervor las posiciones del Presidente.

Es el legado de Duarte que está en juego.