UN MOMENTO

Los difuntos

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Hoy el pueblo dominicano y los pueblos de América Latina, recordarán a sus difuntos. Qué bueno que existen estas fiestas. Es la memoria porque permanecen en el ADN de las personas de sus descendientes. Permanecen sus obras, permanecen en los recuerdos. Se irá a los cementerios a visitarlos, pero la gente sigue viviendo, porque sus almas viven. Pero aparte de sus almas, viven sus obras, sobre todo sobre todo viven aquellos que hicieron el bien. Porque aquellos que hicieron en mal, que fueron corruptos, que hicieron daño, se tiende a olvidarlos. Aquellos también mueren socialmente. Por eso recordamos hoy nuestros difuntos. No hay que extrañarse de ver el desfile de personas que en todo el continente latinoamericano van a ir a visitar a sus fieles difuntos. Le llevarán todavía una flor, una vela, para recordarlos. Día de los Fieles Difuntos, 2 de noviembre.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.