Listin Diario Logo
17 de octubre 2021, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 07 de agosto de 2021

SONDEO

Código de nunca acabar (¿)

  • Código de nunca acabar (¿)
Luis Encarnación Pimentel
encar-medios@hotmail.com

 Si hoy no tenemos el pais que me­recemos y necesitamos, con ins­tituciones fuertes y reglas claras -a ser respetadas o tener conse­cuencias -, es porque hemos te­nido presidentes, legisladores y servidores públicos a distintos niveles que han resul­tado un gran fiasco. Vale decir, que muchos de los llevados a las posiciones públicas, por elección o designación, se han quedado muy cortos en materia de responsabilidad y cumplimiento del deber institucional con­traído. Desde faltar a la palabra empeña­da en campaña, a la responsabilidad y a la ética, algunos de esos “faltadores” han he­cho desde los respectivos cargos, lo contra­rio a lo que debían; un desastre o, sencilla­mente, nada para justificar su escogencia. Hay muchos daños y engaños reiterados, en perjuicio del pueblo, de la democracia y del Presupuesto Nacional (¿). Por esa tris­te y penosa realidad es que, tras 20 años dando vueltas entre la Cámara de Dipu­tados y el Senado, todavía no tenemos ni contamos con un Código Penal que garanti­ce una condena efectiva y el debido castigo para los culpables de la corrupción y distin­tos actos delictivos que arropan y dañan la sociedad. Los intereses económicos o sec­toriales , que de manera cancerígena se in­filtran en los partidos y el Congreso desde hace tiempo , impiden – con excepciones - que se aprueben mejores leyes, que se le­gisle real y efectivamente para la mayoría y pensando en el bien común , nunca pa­ra unos pocos, dependiendo de su influen­cia o de la capacidad de chantaje mediáti­co que puedan exhibir (¿).No compartimos lo de aprobar el código o la ley “posibles”, sino lo que la nación precisa para su forta­lecimiento institucional, sin afectar dere­chos fundamentales , valores morales y sin que implique retroceso. Por ejemplo, bus­car que los partidos políticos no puedan ser imputados; atar de manos al Ministerio Pú­blico o meter de contrabando el que milita­res y policías sean juzgados en un tribunal especial. O sea, de ellos, para juzgarse ellos mismos (?) y no lo justicia ordinaria, co­mo es y debe seguir siendo. Por la sola po­sibilidad de una barbaridad como esa, que del retroceso pasaría a ser un adefesio in­aceptable, creemos que la pieza debe ser revisada, leída y discutida antes de apro­barse. Además, escucharse sugerencias válidas, como los once puntos observa­dos por la Procuradora Miriam Germán. ¿No queremos justicia independiente y que funcione? Es preferible que se rein­troduzca el proyecto y no que se aprue­be un tollo, con la excusa alegre de que “ya hay que salir de eso”. Hay que aprobar el Código, pero sin que haya retroceso o trajes a la medida (?).