Listin Diario Logo
27 de septiembre 2021, actualizado a las 05:35 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 23 de julio de 2021

vivencias

Dicebamus eterna die…

  • Dicebamus eterna die…
Juan F. Puello Herrera
asistente@puelloherrera.com

Esta frase en latín repetida en distintos foros significa como decíamos ayer, y se atribuye al monje agustino Fray Luis de León quien incorporado a la universidad de Salamanca como catedrático de Teología Eclesiástica la pronuncio luego de pasar cinco años encerrado a instancia de un tribunal religioso de Valladolid (Inquisición) por haber hecho sin la debida autorización eclesiástica una traducción libre del Cantar de los Cantares, uno de los libros de la Biblia.

La frase en latín no es lo que quiero destacar, sino uno de los versos que aparece en la oda XXIII (a la salida de la cárcel): “Aquí la envidia y la mentira me tuvieron encerrado.

Dichoso el humilde estado del sabio que se retira de este mundo malvado, y con pobre mesa y casa en el campo deleitoso con solo Dios se acompaña, y a solas su vida pasa, ni envidiado ni envidioso.”

Los versos de Fray Luis de León revelan la envidia y la mentira, teniendo el valor de un comodín aplicable a quienes se dedican a desacreditar y traicionar  haciéndose los graciosos ante los ojos de quienes lo han elegido para ocupar un puesto que no merecen por su acendrada disposición de vender su conciencia.

En verdad estas inconductas presagian tiempos oscuros en el ámbito en que se desenvuelven los “maroteadores” del poder y la publicidad, sin percibir que en sus irracionales intentos no solo renuncian a lo que deberían ser, sino que no distinguen que existe una media entre la cumbre y el abismo.