Listin Diario Logo
27 de septiembre 2021, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 06 de julio de 2021

POLÍTICA Y CULTURA

“Tráiganme los pelos de la barba de Fidel”

  • “Tráiganme los pelos de la barba de Fidel”
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

La muerte de Trujillo fue prevista y alentada por la Administración Eisenhower conjuntamente con la invasión de exilados cubanos para derrocar a Castro. Esos fueron los compromisos que esa Administración saliente le dejó al Presidente Kennedy para su cumplimiento.  En plena “Guerra Fría”, la CIA negoció con Luis Somoza de Nicaragua y el General Idígoras Fuentes de Guatemala, para que exilados cubanos se entrenaran en esos países, dirigidos por oficiales de la CIA, para invadir a Cuba el 17 de abril de 1961. Somoza al despedir a los invasores les dijo: “¡Tráiganme los pelos de la barba de Fidel!”. La experiencia de Guatemala de 1954 cuando derrocaron al presidente Árbenz a través de una invasión desde Honduras auspiciada por la CIA, repetida en Cuba, sería un fiasco. Kennedy no cumplió con la segunda parte del plan, que consistía en el desembarco de marines, una vez los invasores anti castristas tomaran una “cabeza de playa” de territorio cubano y proclamaran un Gobierno beligerante. Según el plan original los bombarderos norteamericanos tenían que   convertirse en una sombrilla aérea para proteger a los invasores y desembarcar los marines. Curiosa e inexplicablemente, Kennedy ordenó detener la segunda   parte del plan, lo que permitió a las fuerzas de Castro vencer en 72 horas la susodicha invasión. 

Por ello los exilados cubanos califican en su mayoría de traidor a Kennedy, hasta el grado de que se dice, que en su magnicidio estuvo presente un sector del exilio cubano. El otro compromiso de Kennedy era apoyar la disidencia interna para matar a Trujillo. No se podía luchar contra Castro teniendo el apoyo de un bandido como Trujillo, desacreditado ante la opinión pública.  Kennedy echó para atrás la implicación de E.U. en la muerte de Trujillo tres días antes, y ordenó en cablegrama secreto dirigido a la estación de la CIA en la Embajada en Ciudad Trujillo, que se desvincularan del complot de dar muerte a Trujillo, lo cual implicaba cerrar las puertas a cualquier pedido de refugio de los tiranicidas o colaboración en el atentado. Pero la orden llegó tarde, ya se les habían entregado casi simbólicamente dos carabinas a los héroes del 30 mayo. Su gran valor fue seguir adelante sin retaguardia cubierta.  Héroes de la Patria son los tiranicidas.  Nixon que era Vicepresidente de Eisenhower, era amigo de Trujillo e incluso llegó a colaborar con él, luego se neutralizó cuando comprendió que la permanencia de Trujillo en el Poder perjudicaba los intereses de E.U. en la región, y favorecía al Castrismo que irradiaba sueños libertarios.  Después de lo sucedido con Galíndez, el triunfo de Fidel y el atentado a Betancourt, Trujillo era obsoleto, y había que salir de él, para poder tener moral para derrocar a Castro.  

Kennedy no cumplió con ninguno de los dos encargos que le dejó Eisenhower. Y por eso el 22 de noviembre de 1963 fue ejecutado.  En estos días repitieron una entrevista a Fidel, de una periodista norteamericana en el 2002. Cuando ella le preguntó, qué opinaba de Kennedy y su gobierno, Fidel dijo: “Kennedy es el mejor Presidente que ha tenido Estados Unidos”.