Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:27 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 28 de junio de 2021

ORLANDO DICE ...

Las circunstancias

  • Las circunstancias
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

No puede decirse que exista oposición sistemática contra el gobierno, aunque es evidente que no le dejan pasar una.

La administración cree que cuando se bota leche o cebolla, la acción es dirigida por partidos que quieren fastidiar con abastecimiento y altos precios.

Eso se hace cada cierto tiempo, e independiente de la gestión: un chantaje abierto y fácil de advertir. Aunque funciona.

Ese discurrir perverso no cambia lo principal, el contexto. Luis Abinader ejerce su mandato de 4 años en medio de la pandemia.

Una situación de crisis que no se originó a consecuencia de su desempeño, bueno o malo, como tampoco cayó del cielo.

Un asunto por determinarse, si un murciélago o un laboratorio chino.

El gobierno por momento quiere jugar a la unidad de propósitos, y lo logra a nivel social; y la política está loca de que la tome en cuenta, de que la incluya.

Esa podría ser una de las razones por la que desenfunda, pero solo dispara al aire, a manera de alarma o para llamar la atención.

La pandemia, por tanto, no es tan mala políticamente, pues por lo menos deja respirar, aunque sea con cámara de oxígeno de fingida nobleza. Habría que pensar, entonces, qué sería si no existiera pandemia, y los intereses superiores de la República no estuvieran de por medio. Política de calle contra política de gobierno, máscara contra cabellera, como el espectáculo de lucha libre en el Eugenio María de Hostos. No habría pena y le darían hasta con el cubo del agua.

Ese es un panorama a considerar por el oficialismo, pues por mucho que se haga esperar, la desgracia pasará, la normalidad regresará, y cuando sea, ni broma ni piedad.

No será lo mismo, se supone y es real, gobernar con pandemia, que hacerlo sin la enfermedad. Si hizo pininos bajo un estado de excepción, habrá que ver sin los frenos o controles que impone la circunstancia. Dicen que no es lo mismo con violín que con guitarra, y extrapolando concepto, tampoco con mascarilla y bata de médico que con teteo político.