Listin Diario Logo
02 de agosto 2021, actualizado a las 09:48 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 25 de junio de 2021

Apostemos al nuevo destino

Cándida Acosta
candida.acosta@listindiario.com

 No hay mayor realidad que la uno desea ver. Y, más si se es testigo del acontecimiento que se espera con ansias por el desarrollo de una comuni­dad fronteriza como lo es la provincia del Sur lejano de Pedernales.

Años van y años vienen y los pueblerinos esperan­do su desarrollo y muchos se preguntan el por qué su gente apuesta tan rabiosa­mente a ver su comunidad distinta a como se ve hoy con un alto grado de po­breza. Decía mi madre, una mujer culta, estudiada y honesta a toda prueba, que llegó allí casada con mi pa­dre, que nadie apuesta por lo desconocido.

Y, cuanta verdad en el caso de la provincia don­de nacimos muchos cuasi­capitalinos y hoy foráneos por circunstancias unos y, otros, porque la mayoría de nuestras familias no eran nativas de esa provincia.

Lo cierto es que los que nacimos y crecimos allí vi­vimos una época y niñez casi de cuento de hadas para unos pocos sí, pero al menos los demás de al­guna forma se beneficia­ron con becas de estudios, regalos para sus hijos los días de reyes y fiestas po­pulares y pequeños y me­dianos negocios que so­brevivían de los ingresos de los “alcoeros”.

El Pedernales del ayer es al que apostamos los hoy foráneos. La compa­ñía minera Alcoa Explo­rations Company que ex­plotó la bauxita por años quizás no sería un decha­do de virtudes, pero era la empresa que mejor paga­ba en toda República Do­minicana seguida de la Falconbridge. Hace po­quito supe de la muerte del padre de unas amigas y todavía cobraba su pen­sión en dólares. Por eso y por la promesa del Gobier­no de turno de Luis Abina­der Corona de que el desa­rrollo de Pedernales será mediante un turismo co­munitario sostenible, don­de los servicios y los re­cursos humanos sean de la región Enriquillo, don­de habrá un circuito que incluya a Bahoruco, In­dependencia y Barahona, hace que muchos descru­cemos los dedos para que esa gente que vive allí y los que vacacionamos, au­que sea por un largo espa­

 cio de tiempo, podamos ver el resultado del es­fuerzo del trabajo hones­to y que el mundo conoz­ca que por allí comienza la Patria que se produce de todo lo inimaginable para comer, por su micro­clima, pero que también tiene a Bahía de las Águi­las que una de las cinco playas más limpias y se­rena con las arenas más blancas del mundo, entre muchas otras bellezas na­turales.