Listin Diario Logo
26 de julio 2021, actualizado a las 12:11 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 22 de junio de 2021

POLÍTICA Y CULTURA

¡Todavía no concluyo con Galíndez!

  • ¡Todavía no concluyo con Galíndez!
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

 7-Galindez era un colabo­rador del FBI norteamerica­no muy activo en base a los acuerdos generales suscritos por los vascos y los servicios de inteligencia estadouni­denses, unidos contra el fas­cismo y contra Franco, alia­do de Hitler. Esos acuerdos finiquitaron años después en la recomposición del ma­pa político en Europa, con la entrega del territorio es­pañol para la instalación de bases militares norteameri­canas en 1953. No obstan­te, los vascos comunicaron que continuarían el servicio de colaboración con Estados Unidos en acciones de Inte­ligencia.

8-El hombre del Gobier­no Vasco en el exilio en Rep. Dominicana era Je­sús De Galíndez. Por ejem­plo, Galíndez, delegado en Ciudad Trujillo (República Dominicana) en 1944 ini­ció su trabajo como agente en nómina del FBI. Su có­digo interno era NY-507-s y compaginó esta actividad con una prolífica vida aca­démica y su condición de máximo responsable de la Delegación de Euskadi en Nueva York. Galíndez era “un activo muy valioso y el Buró no correrá el riesgo de perderlo”.

9- Entre el 5 y el 8 de oc­tubre de 1942, los vascos encontraron en Estados Unidos un aliado. Estados Unidos facilitó a los vascos el código secreto de comu­nicaciones de España, el sis­tema encriptado con el cual el Gobierno de Franco cifra­ba sus comunicaciones en­tre embajadas en América y entre Madrid y el continen­te. Unificaron los sistemas de colaboración. Y en no­viembre aceptaron una pro­puesta de cuatro puntos que les hicieron llegar los vascos para entrar en España y de­rrocar a Franco. Ese acuer­do se quiebra cuando Fran­co posteriormente entrega el territorio español a las ba­ses militares norteamerica­nas. 10- Fue en los meses finales de 1953 que Fran­co inició sus negociaciones para entregar su territorio a bases militares norteameri­canas. Su intento por sobre­vivir revela un dominio tác­tico de las contradicciones coyunturales. Da un salto espectacular del nazi fascis­mo a la colaboración con el “mundo libre”, cuyo enemi­go principal ahora lo sería el comunismo. Estados Uni­dos decidió mantener en sus servicios de inteligencia a los vascos, por su eficiencia y capacidad de penetración en diversas instituciones.

11- Trujillo imitó a Franco y se volvió servil a la política norteamericana, sin embar­go hubo de dar señales de disidencia antes del estalli­do de la Guerra, coquetean­do con los alemanes. Truji­llo se alineó rápidamente en 1941 con los Aliados. Galín­dez era el informante vasco estrella del FBI. Es probable que su odio a Trujillo fuera reflejo de ver en su figura la imagen repulsiva del propio Franco.

12-El secuestro de Ga­líndez hirió en la médula al FBI. Ridiculizó a este orga­nismo y se burló de los siste­mas de seguridad norteame­ricanos. Si Trujillo hubiese sospechado la relación privi­legiada de Galíndez con Ho­over, director del FBI, habría actuado de otro modo y no de la forma lesiva a la segu­ridad de Estados Unidos. Ac­tuó como un descerebrado. No midió consecuencias, ex­citado por la violencia de su ego herido.

13- Galíndez no subes­timó totalmente a Trujillo, por eso dejó la carta al pin­tor Vela Zanetti. Vislumbró la posibilidad de que Vela Zanetti tuviera razón. Y si sucediera lo predicho en el recado enviado por los vas­cos, sobre Ramfis, entonces, que se supiera que le daba la razón póstuma.