Listin Diario Logo
15 de junio 2021, actualizado a las 10:40 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 18 de mayo de 2021

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

Cambios radicales, antes de que el rey perdiera su cabeza

  • Cambios radicales, antes de que el rey perdiera su cabeza
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.

 Luis XVI de Francia fue de­capitado el 21 de enero de 1793. Contra­riamente a la Inglaterra de Carlos I, en Francia los gran­des cambios ocurrieron antes de que Luis XVI fuera decapi­tado. La guerra civil y el régi­men de terror vendrían des­pués.

Recorramos cuatro años. Empecemos por el 1789 de julio a diciembre: cesaron los diezmos y exacciones que los campesinos debían pagar a párrocos y nobles. Se creó la Guardia Nacional y los secto­res populares parisinos con­formaron la Comuna, un poder paralelo de fuerza y atri­buciones crecientes. Todos los bienes de la Iglesia se pusie­ron en manos de la generosa nación francesa. Las propie­dades eclesiales se pusieron en venta como respaldo de un inestable papel moneda revolucionario. Fueron aboli­dos los privilegios de la noble­za. Se redactó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Se obligó a la familia real y la Asamblea a re­sidir en Paris. Allá mismo sur­gía el club de los Amigos de la Constitución, luego llamados “Jacobinos”, por el convento donde se reunían.

En el 1790, se prohibieron emitir votos religiosos, se re­guló toda la vida de la Igle­sia, la elección de obispos y el número de diócesis. Las unidades jurisdiccionales francesas fueron restructura­das en departamentos. Dato curioso: todavía el 14 julio, 1790, al cumplirse el primer aniversario de la toma de la Bastilla, el evento se recordó con una misa, presidida por Mons. Talleyrand, un obis­po “tan irregular” que en las caricaturas aparecía asesora­do por satanás. Por esos días, Edmund Burke tronaba con­tra la revolución de Francia.

Para el 1791, Pío VI con­denaba la injerencia revolu­cionaria en la Iglesia y la De­claración de los Derechos del Hombre. En junio, fue­ron abolidos los gremios y días más tarde, la fami­lia real fracasó en su inten­to de escapar. En el verano se sublevó Haití. Francia se convirtió en una monar­quía constitucional.

El 1792 trajo la guerra con Austria, el asalto armado de la Comuna contra la Asamblea, como si fueran enardecidos seguidores de un presidente americano (entonces, la guar­dia suiza fue más eficaz que la policía del Congreso). Francia se declaró una República, pro­metió ayuda a quien quisie­ra deponer tiranos e inició el juicio de su rey, que ya estaba condenado. Entonces se desa­tó el terror.

El autor es Profesor Asocia­do de la PUCMM


Más en Puntos de vista