Listin Diario Logo
24 de septiembre 2021, actualizado a las 12:58 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 24 de abril de 2021

CARDIOLOGÍA PARA TODOS

Intoxicación por metanol

  • Intoxicación por metanol
Ernesto Díaz Álvarez

Las autoridades se enfren­tan a una nueva crisis sa­nitaria de intoxicación por metanol, una consecuencia del consumo de bebidas al­cohólicas adulteradas, principalmente por personas consumidoras habituales de alcohol, que por su dependencia y sus escasos recursos económicos se ven obligadas a consumir las de bajo costo.

El metanol (alcohol de madera) es un agente químico de uso industrial que se encuentra en numerosos productos de limpieza, anticongelantes, pinturas y barnices.

La intoxicación por metanol es poco frecuente, pero de una gran morbimor­talidad. Puede tener lugar de forma ac­cidental al manipular estos productos, en personas con alcoholismo crónico y otros con fines suicidas.

El metanol es un alcohol primario tóxico. Es un líquido, incoloro, volátil y soluble en agua. Su vida media oscila entre 12 a 24 horas. Una vez ingerido, el metanol se absorbe a nivel gastroin­testinal y alcanza su pico máximo a los 30-90 minutos; el 80% se metaboliza a nivel hepático generando el ácido fór­mico, el cual es eliminado en un 90% por vía urinaria.

El ácido fórmico es el responsable de la toxicidad, pues no solo genera acido­sis metabólica, sino que, además, blo­quea la respiración celular y ocasiona daño citotóxico.

Puede llegar a producir disfunción neurológica, metabólica, respiratoria, renal y cardiovascular; en algunos casos ceguera permanente y muerte.

El inicio de los síntomas tiene lugar entre las 10 y 30 horas posteriores a la ingesta, incluso más tarde si se acompa­ña del consumo de alcohol etílico (ron).

Los síntomas iniciales suelen ser molestia gastrointestinal inespecífica, seguido de alteraciones de la visión, que pueden ir desde la visión borrosa hasta pérdida completa de la misma. En intoxicaciones más graves se mani­fiesta deterioro neurológico progresi­vo hasta la aparición de convulsiones, coma y muerte.

En conclusión, el perfil clínico se ca­racteriza por: Hipotensión, taquicar­dia, trastorno del sensorio, vómitos y midriasis, con frecuencia en una perso­na joven consumidora habitual de alco­hol, usualmente de ingresos económi­cos bajos. La mayoría de los pacientes que presentan intoxicación por metanol tiene una escasa escolaridad y bajo ni­vel educativo.

Asesor del Instituto Dominicano de Cardiología.