Listin Diario Logo
14 de junio 2021, actualizado a las 12:31 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 31 de marzo de 2021

EL INFORME OPPENHEIMER

El mito de la “crisis migratoria”

Andres Oppenheimer

 A juzgar por las preguntas que hicieron al presiden­te Joe Biden en su primera conferencia de prensa el 25 de marzo, gran parte de la prensa de Washington ha comprado la falsa narrativa de los me­dios de derecha de que hay una presunta “crisis migra­toria” en Estados Unidos.

De hecho, ocurre todo lo contrario: Estados Unidos necesita desesperadamente más, no menos, inmigrantes.

Pregúntenle a la mayoría de los demógrafos, o a la mayoría de los economis­tas, y les dirán que Estados Unidos tiene una población cada vez más vieja, y una fuerza laboral cada vez más chica. Y la disminución re­lativa de la inmigración en los últimos cuatro años ha agravado el problema.

“La crisis que tenemos no es una crisis de demasia­dos inmigrantes, sino una crisis de demasiado pocos”, me dijo Charles Kenny, in­vestigador principal del Centro de Desarrollo Glo­bal en Washington D.C. “Si nos fijamos en las proyec­ciones de las Naciones Uni­das, sugieren que para el 2050 Estados Unidos nece­sitará 50 millones de traba­jadores más para mantener la proporción actual de tra­bajadores en relación con la población total”.

Las tasas de fertilidad de Estados Unidos han caído de 3,65 hijos por mujer en 1960 a 1,73 hijos por mu­jer en 2021, según el Ban­co Mundial Eso es muy por debajo de la tasa de 2,1 ni­ños por mujer que se nece­sitaría para reemplazar las muertes anuales en los Es­tados Unidos.

Mientras tanto, el cre­cimiento de la población inmigrante total de los Estados Unidos se ha des­acelerado en las últimas décadas. El aumento total de la población nacida en el extranjero se redujo de 11,5 millones de personas en la década de 1990 a 8,8 millones en la década de 2000, y a 4,8 millones en la década actual, según el Pew Research Center.

Durante el gobierno de Donald Trump, Estados Uni­dos redujo administrativa­mente la inmigración legal (sí, leyeron bien, la inmigra­ción legal) en un 49 por cien­to, según la Fundación Nacional para la Política Esta­dounidense (NFAP)..

“La caída en la migración internacional, combinada con la caída de las tasas de natalidad, resultó en lo que puede haber sido la década de menor crecimiento de la población en la historia de los Estados Unidos”, dice un estudio de la NFAP.

Todo esto significa que los Estados Unidos tendrá una escasez grave de ma­no de obra en los próxi­mos años, especialmente en áreas como enfermería, agricultura, manufactura y servicios. Y si no hay su­ficientes trabajadores, Es­tados Unidos será cada vez más incapaz de recaudar los impuestos que necesi­tan para pagar a su pobla­ción creciente de jubilados.

Por supuesto, uno no es­cucha nada de esto en Fox News y otros medios de de­recha. Nos están bombar­deando con estadísticas engañosas que hablan so­bre una supuesta “avalan­cha” de indocumentados en números absolutos, sin mencionar la disminución de las tasas de natalidad en Estados Unidos.

Lo que está sucediendo hoy en la frontera sur de EE. UU. es un problema hu­manitario de muchos niños inmigrante no acompaña­dos, pero no es un proble­ma económico.

Pero la mayoría de los in­documentados no son fa­milias con niños, sino hom­bres jóvenes. Alrededor del 82 por ciento de los inmi­grante detenidos en la fron­tera en lo que va del año fiscal son adultos solteros.

Y entre los menores, la ma­yoría son hombres de entre 16 y 18 años, que huyen de la crisis económica agrava­da por el COVID-19 en Cen­troamérica y México, y están siendo atraídos por una eco­nomía estadounidense en rá­pido crecimiento.

¿Es posible que Biden haya alentado a algunos a migrar por haber hecho de­claraciones menos crueles hacia los inmigrantes que Trump?