Listin Diario Logo
20 de junio 2021, actualizado a las 12:03 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 16 de marzo de 2021

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

A Washington le regalaron las llaves de La Bastilla

  • A Washington le regalaron las llaves de La Bastilla
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

 Hay que ser un maestro pa­ra escribir una nueva histo­ria de La Re­volución Francesa (1789 – 1799) en un libro de bolsillo (2002) con menos de 250 páginas, sin contar apéndices (gratis en internet). La proe­za es de Peter McPhee (1948 -), catedrático de historia en la Universidad de Melbour­ne, Australia con varias publi­caciones sobre la Francia mo­derna, entre las que destaca su obra (1992) A Social His­tory of France, 1780 – 1890. Luego de dirigir la escuela de graduados, el departamento de historia y fungir como pre­sidente de la universidad de Mellbourne, McPhee se reti­ró el 14 de julio del 2009 (día de la toma de la Bastilla) para continuar en los surcos y tra­piches académicos. Coursera ofrece gratis sus clases sobre la revolución francesa.

Los detalles, más que las montañas de libros nos ayu­dan a comprender estos tiem­pos virales y coronados que vivimos. Por ejemplo: Alexey Navalny condenado a varios años de prisión en Rusia por cuestionar a su majestad Pu­tin; el Senador McConnell res­ponsabilizando a Trump del asalto al Capitolio; Trump cali­ficando a McConnell de “tieso, huraño y amargado farsan­te” y McConnell asegurando: votaría por Trump si fuese ¡el candidato republicano! El es­telar McPhee introduce las vinculaciones de las revolucio­nes americana y francesa con un simple detalle: Lafayette le envió un juego de llaves de la Bastilla a George Washington con este mensaje: “en calidad de << tributo que debo como hijo adoptivo, como ayudante de campo a mi general, y co­mo misionero de la libertad a su patriarca>>.

Para hacerse una idea per­sonal de la revolución fran­cesa hay que surcar mares de tinta impresa por más de 200 años y luego remontar un río de sangre, para llegar a ese momento lleno de esperanza en que el flamante presidente de los Estados Unidos le escri­bía a su enviado en Francia, el gobernador Morris, el 13 de octubre de 1789: “La revolu­ción que se ha llevado a ca­bo en Francia es de tan ma­ravillosa índole que la mente apenas puede reconocer el hecho. Si termina como [yo] pronostico, esta nación será la más feliz y poderosa de Euro­pa”. Con Washington se entu­siasmaron los poetas Word­sworth y Coleridge y gigantes como Beethoven, Goethe, Fi­chte, Hegel y Kant. Clío alec­ciona: hubo luces y sombras.

El autor es Profesor Asociado de la PUCMM