Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:27 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 05 de marzo de 2021

ORLANDO DICE

Paciencia y calma

  • Paciencia y calma
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

El dominicano nunca se preocupa por ser políticamente correcto. Le basta con sus humores cambiantes y ante cada evento se define diferente.

Incluso, ese ánimo explica que esté a favor, y de un momento a otro, en contra. Simplemente no discierne y se deja llevar por emociones.

Al fin de semana que empieza le encarga una tarea interesante: buscar oposición al gobierno entre dos fuerzas iguales y distintas, sometidas a procesos de renovación y de formación.

El gobierno, si fuera la cosa, tendrá que prepararse, pues a partir del lunes no podrá esquiar con la elegancia de ahora, ante el embate de nieve que se le vendrá encima.

Ni que fuera consecuencia del cambio climático. Las expectativas ya montaron tarima y serán el carnaval de estos días, aunque no se les ve al PLD ni a la Fuerza del Pueblo vejigas ni foetes en las manos para golpear al régimen.

Ni tampoco chifles como los enmascarados. Ser o no ser, tampoco sería la cuestión, pues así como el gobierno no puede por tuit o decreto decidir sus oponentes, estos no pueden erigirse por cuenta propia.

La política racional dejará esa situación a cargo de la dialéctica, y como un polo implica otro, la contradicción se dará llegada la circunstancia. Que no tiene que ser necesariamente consecuencia de los congresos, ni la semana que viene, sino cuando existan las condiciones.

Estas no caen del cielo, pero tampoco se imponen a voluntad. El PLD no tiene de otra que asumirse, y como los espartanos, pelear o morir encima o debajo del escudo.

La Fuerza del Pueblo extrañamente tiene problema, ya que no puede enfrentar al viejo partido sin el auxilio estratégico del gobierno, o del PRM.

Ese levanten armas de estos días tiene mucho de bumerán, y el análisis provoca por lo menos debate al interior de la organización.

Unos postulan fuego amigo, y que sea lo que Dios quiera, ya que no puede abrazarse el cuchillo que te hiere. Otros, más prudentes, piensan que “con paciencia y calma se subió el burro a la palma”.