Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:27 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 27 de febrero de 2021

CARDIOLOGIA PARA TODOS

Pandemia, depresión y enfermedad cardiovascular

  • Pandemia, depresión y enfermedad cardiovascular
Ernesto Díaz Álvarez

2-2
Los pacientes depresivos son más vulnerables a los eventos cardiovasculares o cerebrovasculares y al empeoramiento de su pronóstico, por lo cual se considera un factor de riesgo con peso independiente.

Los trastornos depresivos también parecen estar relacionados con la incidencia de ataque cardiaco o infarto del miocardio (IAM). Las personas con un historial de depresión mayor, tienen más de 4 veces la probabilidad de sufrir un IAM que las personas sin historia de depresión.

Aproximadamente una de cada seis personas que han tenido IAM padece de depresión mayor y cuando menos el doble experimenta síntomas depresivos de importancia.

La prevalencia de depresión en pacientes coronarios ha sido ubicada entre un 14% a un 47%, siendo la máxima en pacientes con angina inestable y aquellos en lista de espera para cirugía de revascularización cardiaca; situaciones ambas fuertemente estresantes. Nicholson y colaboradores en metaanálisis de población general para analizar la asociación entre el desarrollo de la enfermedad cardiovascular y la depresión, encontraron que en 21 estudios que incluyeron a 124,509 personas y donde se presentaron 4,016 (3.2%) eventos cardiovasculares (Infarto o Muerte Cardiaca) a lo largo de un seguimiento promedio de 10.8 años, los pacientes con depresión tenían un riesgo 81% mayor que los no deprimidos de presentar un infarto o de sufrir una muerte cardiaca.

Es importante señalar que los pacientes con enfermedad cardiovascular más graves tienden a estar más deprimidos, siendo la depresión no la causa sino la consecuencia del estado de su enfermedad.

En la condición conocida como insuficiencia cardiaca, la prevalencia de depresión oscila entre un 9% a un 60% con un promedio de 21.5% y la misma se incrementa según la severidad del cuadro desde el 11% clase I a 42% clase IV.

El riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular en pacientes deprimidos depende de dos tipos de factores: uno relacionado con su comportamiento y otro a factores fisiológicos.

Dentro de los factores relacionados con el comportamiento tenemos: tabaquismo, alcoholismo intenso, inactividad física, alimentación inadecuada y mala adherencia al tratamiento, entre otros.

Entre los relacionados con alteraciones fisiológicas están el estrés laboral crónico; hiperactividad simpático adrenal; niveles elevados de catecolamina; disminución de la variabilidad de la frecuencia cardiaca; inestabilidad eléctrica ventricular a las alteraciones de marcadores bilógicos, vinculados a la activación plaquetaria e inflamación.

El autor es asesor de
la Asociación Instituto
Dominicano de Cardiología.