Listin Diario Logo
03 de marzo 2021, actualizado a las 12:53 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 16 de enero de 2021

CARDIOLOGÍA PARA TODOS

Como mantener el corazón sano en época de pandemia

1-2

Ernesto Díaz Álvarez

 “El secreto de la longevidad y la buena salud es la prevención. Haga los cambios que sean necesarios en su estilo de vida para fomentar la buena salud en el futu­ro”. (Dr. Danton A. Cooley).

El corazón es una bomba que impulsa la sangre hacia los órganos, tejidos y célu­las del organismo. Suminis­tra el oxígeno y los nutrien­tes a cada célula y recoge el dióxido de carbono y las sustancias de desecho producidas por esas células.

Las enfermedades cardiovascula­res siguen siendo la principal causa de muerte en gran parte del mundo. En EEUU muere una persona por enferme­dad cardiovascular cada 24 segundos, es decir 2,400 personas por día, más que el cáncer, la diabetes y los acciden­tes juntos.

Los factores de riesgo son conocidos como condiciones que influyen signifi­cativamente en la probabilidad de que una persona padezca una enfermedad cardiovascular. Algunos factores como la edad, el sexo y la herencia no pue­den ser modificados, otros en cambio sí y son aquellos relacionados con el es­tilo de vida. “Los estudios médicos han demostrado que es posible reducir el riesgo cardiovascular llevando una die­ta baja en grasas, sal y colesterol, no consumiendo ningún tipo de tabaco, haciendo ejercicio por lo menos 3 veces por semana, manteniendo un peso sa­ludable y controlar la presión arterial”.

Debemos hacer ejercicio aeróbicos (caminatas rápidas, trote o ciclismo) por lo menos 3 veces por semana du­rante 30 minutos. El ejercicio quema calorías, reduce el apetito, la presión arterial y el estrés y eleva el nivel del colesterol bueno (HDL), también me­jora la figura y aumenta la autoestima.

En relación a la alimentación, al­gunos cambios sencillos y sensatos en nuestra dieta nos ayudan a controlar los factores de riesgo. Los hábitos sa­nos incluyen: Limitar el consumo de sal diaria a un máximo de una cucharadi­ta (6 gramos) igual a 2,400 miligramos de sodio.

La dieta debe consistir principalmen­te en frutas, verduras, cereales, carne magra y pescado. Se aconseja redu­cir el consumo de grasas especialmen­te grasas saturadas y colesterol (carnes rojas, leche entera, quesos elaborados con leche entera, platos a base de cre­mas y postres que contengan muchas grasas).

El autor es Asesor Asociación

Instituto Dominicano de Cardiología.


Más en Puntos de vista