TESTIGO DEL TIEMPO

Peligra la democracia estadounidense

La principal democracia occidental enfrenta un serio problema de credibilidad. Por tercera vez en 20 años, perdedores acusaron a los ganadores de las elecciones estadounidenses de fraudes.

En el 2000 Al Gore acusó George W. Bush de fraude, Hillary Clinton acusó a Donald Trump en el 2016 y ahora Trump acusa a Joe Biden.

Aunque ningún alegato fue demostrado, pero la semilla de la duda fue plantada tres veces. Clinton dijo que los rusos hicieron trampas en favor de Trump, quien hoy dice que los venezolanos hicieron lo mismo por Biden. En Latinoamérica algunos perdedores amenazaron con desconocer las elecciones para “defender el voto”.

Hoy en la Casa Blanca hablan de “Ley Marcial” y desconocer las elecciones para “salvar la democracia”.

Gore y Clinton aceptaron sus derrotas, todavía Trump no acepta la suya, sin un perdedor aceptando su derrota, al gobierno le faltará credibilidad, eso dificultará la gobernabilidad.

Tags relacionados