Listin Diario Logo
06 de marzo 2021, actualizado a las 12:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 09 de noviembre de 2020

ORLANDO DICE

Una posible equivocación

  • Una posible equivocación
Orlando Gil

El gobierno dominicano reconoció y saludó el sábado en la noche el triunfo demócrata en las recién pasadas elecciones norteamericanas.

El propio presidente Luis Abinader se apresuró y en su cuenta de Twitter escribió un mensaje en inglés que se supone será reiterado por canales oficiales.

Felicitó a Joe Biden, presidente, y Kamala Harris, vicepresidenta. Siguió el bla bla conocido, y nunca mejor la historia.

Sin embargo, se duda de la sinceridad del sentimiento expresado, y no por capricho, sino porque el régimen había dado a entender una posición contraria.Que apostaba la continuidad de Donald Trump al frente del gobierno norteamericano. ¿ De dónde sale la idea ? De la contratación de Roger Noriega como lobista en Washington, un negocio que la prudencia recomendaba aguantar hasta que pasarán los comicios y se conociera ganador.

La equivocación – si lo fuere – viene del hecho de que Noriega es republicano y se supone todavía que en una administración demócrata no podría desempeñarse adecuadamente.

En la nueva circunstancia en la Casa Blanca un lobista demócrata haría mejor y más efectivo trabajo. Lógica al pelo, caballo bajo control. No obstante, la situación se aclara, aunque no convenza.

Noriega es un republicano tradicional, y no solo no apoyó a Trump ni hizo causa con los republicanos trompistas, sino que escribió contra el derrotado mandatario. De ahí que no fuera nombrado en ningún cargo como era de esperarse de todo republicano acreditado y con experiencia en el difícil campo de la diplomacia norteamericana en el continente. Por otro lado, sus relaciones con los demócratas serían inmejorables, ya que Noriega se mueve en el mundo académico y la política de partido en esa esfera no sería divisiva.

Igualmente tendría buenas migas con el equipo del candidato Biden para América Latina y se recuerda que fue subsecretario de Estado adjunto para la zona.

La diplomacia se maneja con intereses y no con amistad personal, y si Biden piensa unir a América, no dividirla como Trump, la inadvertencia de Noriega sería peccata minuta.

A partir de enero se sabrá si peso y medio o uno cincuenta.