Listin Diario Logo
29 de noviembre 2020, actualizado a las 12:40 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 02 de octubre de 2020

VIVENCIAS

Stefan Zweig, entre la esperanza y la fe

  • Stefan Zweig, entre la esperanza y la fe
Juan F. Puello Herrera
asistente@puelloherrera.com

 Una fecha fatídica 23 de fe­brero de 1942, Stefan Zweig elige morir recu­rriendo al suicidio, olvidan­do que la vida es un don tan grande y lleno de posibilidades que debe ser apreciada como un gran tesoro, como al efecto lo era por su talento para escribir representando sus ideas, expresando sus pensamientos y emociones.

Zweig navegó en la última etapa de su vida entre los entresijos de la esperanza y la fe, sin darse cuenta, que la misma na­turaleza ha dotado al hombre de un fuer­te instinto para no perderla: el instinto de conservación.

Viktor E. Frankl escribe que el “hombre aun en una situación desesperada y sien­do víctima indefensa puede voltear este di­lema hacia el éxito y llegar a convertir la tragedia en un triunfo, porque la medida del hombre es la manera en que se levan­ta más allá de la desgracia” (El hombre en busca del sentido último, Buenos Aires: Paidós, 1999, p. 162).

La fe y la esperanza conlleva paciencia algo que Zweig no tuvo si pensamos que el 30 de abril de 1945 Adolf Hitler se sui­cida poniendo fin a un imperio (Reich) del terror. Careció de la fe necesaria, que es la convicción a la cual nos asimos para obte­ner lo que esperamos, siendo la convicción de que algo que no existe ocurrirá. Le faltó, la esperanza que es el aliento que nos sos­tiene cuando algo está casi perdido o nos ha lastimado profundamente. Y por su­puesto, estuvo ausente el amor, como me­dio en que se desarrolla la fe y adorna la esperanza.