Listin Diario Logo
24 de octubre 2020, actualizado a las 09:49 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 22 de septiembre de 2020

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

Carlos II, débil con los poderosos

  • Carlos II, débil con los poderosos
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

 Carlos II fue débil en política do­méstica e inter­nacional. Me­diante el Act of Settlement (1662), favore­ció a los grandes terratenien­tes. Desde 1601 en tiempos de Isabel I, cada parroquia se encargaba de sus pobres. Los pobres se mudaban hacia las parroquias más generosas. Pero ahora, la parroquia so­lo estaba obligada a ayudar a aquellos pobres que hubie­sen residido o trabajado en su territorio por tres años y un día. Tenían derechos de residentes quienes hubieran nacido en una parroquia, o se hubieran casado en ella; quienes pudiera un mos­trar un certificado de la pa­rroquia de origen, mediante cual dicha parroquia se com­prometía a pagar los gastos de regreso. Los señores ricos demolían las casas vacías pa­ra reducir la población pobre en su parroquia y emplea­ban pobres de parroquias vecinas con contratos cortos para despedirlos sin obliga­ciones. Los magistrados po­dían exigir a una parroquia ayudar a determinados po­bres, pero los terratenientes, ¡eran también los magistra­dos!

De esta época data la po­larización política inglesa en dos bandos, caricaturizando: los Tories, conservadores, fa­vorables a la corona, las tra­diciones y la Iglesia anglica­na. Del otro lado, los Whigs, liberales, clase media, co­merciantes y algunos aristó­cratas deseosos de reducir el poder del monarca.

Carlos II enfrentó a Luis XIV hasta 1670. Por penu­rias, Carlos II firmó con Luis XIV el Tratado de Dover me­diante el cual Luis XIV se obligaba pagarle 200,000 li­bras anuales para que Car­los II se mantuviese neutral en los conflictos en los que se viera envuelto Luis XIV. Ade­más Carlos II se convertiría al catolicismo. Lo hizo en su le­cho de muerte.

La Inglaterra de Carlos II entró en conflicto con Holan­da (1672 – 1674) y fue de­rrotada, y no salió peor para­da, porque Luis XIV invadió Holanda y esto la obligó a pactar la paz con Inglaterra. Luis XIV fracasó: tuvo que retirar su poderoso ejército, ¡los holandeses abrieron las esclusas e inundaron su pro­pio país!

La relación de Carlos II con los poderosos aparece en su relación con la Compañía Bri­tánica de las Indias Orienta­les. Desde 1670, en la India, la Compañía podía acuñar moneda, adquirir territorios, mandar tropas y ejercer la jus­ticia civil y militar. En el siglo XVII y durante mucho tiempo, en Inglaterra se podría favore­cer a los poderosos; pero no al catolicismo.

El autor es Profesor Asocia­do de la PUCMM, mmaza@pucmm.edu.com