Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 04:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 28 de agosto de 2020

ASUNTOS DE DERECHO

Sobreseimiento y embargo inmobiliario

MATÍAS MODESTO DEL ROSARIO HIJO
modestomatias@gmail.com

 La adjudicación y el embargo in­mobiliario: “Dos condiciones son necesarias para que la adjudicación −pro­ducto de una venta en pú­blica subasta− tenga lu­gar: 1° Es necesario que sea solicitada por una de las personas que tienen ca­lidad a este efecto, confor­me el art. 701 del Código de Procedimiento Civil, a saber: el persiguiente; a falta de solicitud de este úl­timo podrán requerirla los acreedores inscritos; ade­más, aunque no lo men­ciona el art. 701, el embar­gado mismo, si teme dejar pasar un momento favora­ble para obtener un buen precio por su inmueble, cu­yo derecho también debe ser tutelado, máxime que no persigue entorpecer el proceso llevado en su con­tra, sino más bien culmi­narlo. 2° Es necesario que el embargado sea todavía deudor al momento de la adjudicación, ya que si es­tá liberado el embargo no tendría objeto, por lo que el pago integral, las ofertas reales de pago seguidas de consignación y la compen­sación, válidamente con­figuradas, serían pues un obstáculo para la adjudi­cación.” (1 SCJ, 1ra. Sala núm. 0598, 24 julio 2020). En ese sentido si el embar­gado teme dejar pasar un momento propicio para ob­tener una buena oferta del inmueble él mismo puede solicitar su adjudicación. Asimismo la indicada sen­tencia sentó base en cuan­to al sobreseimiento de un embargo inmobiliario , es­tableciendo que, cuando se trata de un sobreseimiento de tipo obligatorio basada en la demanda en validez de oferta real de pago se­guida de consignación, di­cho sobreseimiento no de­be ordenarse de manera automática por la simple verificación de la existen­cia de la oferta real de pa­go y la subsecuente consig­nación, pues corresponde al tribunal del embargo de­terminar si se cumplen, no solo las condiciones ordi­narias de la oferta real de pago, sino también los pre­supuestos que se agregan respecto al proceso de em­bargo inmobiliario


Más en Puntos de vista