Listin Diario Logo
05 de julio 2020, actualizado a las 12:36 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 29 de junio de 2020

DAR EL EJEMPL0

Es tiempo de repensar el futuro

  •  Es tiempo de repensar el futuro
Soraya Castillo

Todos estamos viviendo tiempos muy difíciles. Esta pandemia ha dejado huellas en nuestras vidas que nos obligan a repensar el futuro, a tener los pies más sobre la tierra y mirar con mayor detenimiento nuestros adentros. Es tiempo de revisar, de pasar balance al pasado que vivimos, antes de que estuviéramos a merced de una crisis sanitaria de singular trascendencia.  

Quienes me conocen de toda una vida, saben bien de mi formación cristiana, por venir de una familia que por generaciones ha practicado de manera siempre activa el catolicismo y, por supuesto, por convicción propia.

Soy una creyente ferviente de Dios, por lo que a nadie ha de extrañar que en cada una de mis reflexiones inicie o termine invocando Su santo nombre, convencida, sin lugar a ningún tipo de discusión, de que sólo Él tiene en todo momento la última palara. 

Son muchas las razones por las que debemos orar a nuestro Dios. Y en esta ocasión, elevo mis peticiones al Señor para que continúe dándole sabiduría a las altas autoridades, que en estos tiempos de duras pruebas cada decisión que tomen sea de provecho para todo el pueblo dominicano, como ha sido hasta ahora y que ha sido motivo de reconocimientos por parte de organizaciones internacionales de la salud, así como de otras naciones de la región. 

Sabemos que no es fácil, porque el coronavirus o covid-19 dejará secuelas preocupantes, no solamente de salud, sino para las actividades productivas a escala mundial. 

En nuestro caso el escenario no es halagüeño, porque como nación dependemos de renglones que están muy sujetos al comportamiento de las primeras economías del mundo, cuyas naciones han sido igualmente asoladas por esta pandemia cruel e inesperada. 

El turismo, remesas, exportaciones e inversión extranjera directa, son las principales fuentes de ingresos de divisas, pero la crisis sanitaria no ha permitido que reinicien su dinamismo, lo que ha obligado al Gobierno a recurrir a endeudamientos no contemplados en el Presupuesto de la Nación.

Los ingresos fiscales también arrojan cifras en rojo, porque con el aparato productivo nacional prácticamente paralizado durante meses, era imposible mirar hacia ese renglón para alimentar las arcas del Estado. 

Ese es el contexto que nos ocupa. Por eso, entiendo que debemos ser cuidadosos en esta coyuntura, porque cada decisión afectará nuestro devenir. Y máxime a unos días de las elecciones presidencial y congresuales, a las que debemos acudir, tomando todas las medidas de precaución necesarias, para ejercer ese derecho y deber contemplado en nuestra Constitución. Pero sobre todo conscientes de quién representa y garantiza la continuidad de la estabilidad económica y social que nos libera de la incertidumbre y el caos. 

Acudamos serenos a la cita con las urnas pero seamos sensatos ante quien representa los valores y cualidades, como la humildad, la solidaridad y la sensibilidad por los problemas de la mayoría. Una demostrada buena gerencia que represente la seguridad y garantice un ambiente de progreso y oportunidades, frente a promesas vacías de otros candidatos.

Pedimos compasión al Altísimo por todos los dominicanos que están en el extranjero varados, sin trabajo ni ayuda. Piedad por muchas madres que tienen que regresar con sus hijos, envejecientes y jóvenes que desean volver a su país lo más pronto posible a acompañar a sus padres enfermos.

Bendito y alabado eres Señor, toma el control y que se cumpla Tu voluntad. Tú eres fiel y misericordioso y escuchas el clamor de Tus hijos. iAsí sea!