Listin Diario Logo
02 de julio 2020, actualizado a las 12:22 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 02 de junio de 2020

AGENDA SOCIAL

Turismo covidiano

  • Turismo covidiano
Margarita Cedeño
@Margaritacdf

 Todos los secto­res de la eco­nomía han sido afectados por la situación del COVID-19. Pero quizás, el que tiene más razones para preocuparse es el turismo, ya que depende de una ca­dena de factores que serán los de más difícil recupera­ción una vez superemos la pandemia.

La Organización Mundial del Turismo ha dicho que la confianza será la base fun­damental del turismo post-Covid, porque ninguna per­sona se aventurará a visitar un destino donde no exista la certeza de un buen ma­nejo de la crisis y sus secue­las.

Afortunadamente, las de­cisiones atinadas del presi­dente Danilo Medina y el compromiso del sector pri­vado, han demostrado un manejo excepcional de la crisis del coronavirus, ase­gurando al país una pronta recuperación económica y que nuestro sistema sanita­rio se mantenga apto para responder a las necesidades de los infectados.

En definitiva, como di­ce nuestro Ministro de Tu­rismo, los países que mejor manejen la situación del co­ronavirus, serán los que re­cuperarán su turismo con mayor rapidez.

Sin embargo, esa con­fianza de la que habla la Or­ganización Mundial del Tu­rismo requerirá de ajustes a nuestro modelo de turismo “todo incluido” de sol, playa y arena.

Requerirá cambios en la manera como se higienizan las habitaciones, el tiempo contemplado para la entra­da y salida de los turistas, medidas en la aviación, en los aeropuertos y en la ca­pacidad de respuesta ante cualquier rebrote del CO­VID-19.

Nuestros empresarios del sector turístico siem­pre han demostrado una gran capacidad de resi­liencia ante los desastres naturales y lo choques eco­nómicos, y tenemos la cer­teza de que ahora no será distinto. Se tomarán las medidas necesarias para el resurgir del sector, pero a la vez se requieren polí­ticas públicas de incenti­vo y apoyo, que vuelvan a encender en poco tiempo la locomotora del turismo, como eje del desarrollo económico del país.

Por otro lado, hay que comprender las realidades financieras del sector. El producto principal del turis­mo no se guarda en inven­tario, lo que obliga a los ho­teleros a diseñar estrategias para motivar una mayor rentabilidad.

También hay que pensar en los negocios que sobre­viven alrededor de la ofer­ta turística, como los guías, empresas de entretenimien­to, agroempresas, etc.

Para todos habrá que di­señar estrategias financie­ras para que puedan acce­sar a dinero a bajo costo, de forma que puedan reactivar sus operaciones en el me­diano plazo.

El objetivo común debe ser mantener a la Repú­blica Dominicana como li´der regional y diversi­ficar la oferta turística, porque sin un sector tu­rístico boyante, muchos empleos y empresas es­tán en riesgo.

A nivel mundial, se esti­ma que hay 75 millones de empleos en riesgo por la caída del turismo.

Para atraer a los turistas se hace necesario certificar a las empresas turísticas en lo relativo a medidas sanita­rias y de higiene, y a partir de ahí, diseñar e implemen­tar acciones contundentes que mantengan la buena marca que tiene la Repúbli­ca Dominicana en el mun­do.