Listin Diario Logo
22 de noviembre 2020, actualizado a las 03:54 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 13 de abril de 2020

COLABORACIÓN

La pandemia como gran prueba

Alejandro Herrera

Nadie pensó que en el inquieto discurrir del inicio del presente año 2020, el mundo también iba a ser impactado por un incontrolado virus surgido en China a finales del 2019 (nuevo Coronavirus, COVID-19) cuyo sigiloso comportamiento, rápidos niveles de expansión y capacidad de contagio, causaron que ya antes de mediados de marzo se transformara en Pandemia, y provocara prácticamente la paralización de casi todos los países de la geografía planetaria, llevando a millones de personas a permanecer por semanas encerrados en sus casas.

De pronto, nuestro presente se ha cargado de temores y el futuro inmediato se nubla de incertidumbre. Un escenario impensado apenas días atrás. Nada es, ni será igual ya. Muchas personas, incluyendo líderes y gobernantes, comenzaron minimizando con asombrosa insensibilidad humana, propia de los políticos atípicos y oportunistas, los efectos catastróficos de esta Pandemia que llegó como designio inesperado para ponernos a prueba, medir nuestros comportamientos y actitudes y, sobre todo, para sacar a la luz verdades que subyacen bajo el influjo de la manipulación política.

Una de esas grandes verdades que hoy resplandece como sol brillante, es tan simple, tan mencionada, a pesar de no siempre ser bien escuchada, fundamentalmente por importantes segmentos de electores en capacidad de alcanzar victorias electorales e imponer Presidentes: “Gobernar no es tarea para cualquiera”, “gobernar no es para todo el mundo”, y de esta verdad solo  se convencen muy tarde, cuando aparecen fenómenos como esta pandemia COVID-19, que pone a prueba a los gobernantes de tal forma, que de sus ejecutorias correctas, incorrectas, oportunas, inoportunas o tardías, dependen la vida o la muerte de miles de personas.    

Ahí tenemos a la vista esta dolorosa verdad. Aun cuando el virus se divisó en enero de este año por China y ante la no existencia de vacuna como cura, los mismos chinos definieron y aplicaron un modelo de tratamiento básico, consistente en el cierre de ciudades, desde donde nadie entró ni salió por varios meses, así como el aislamiento social y la cuarentena para poblaciones enteras.

Luego, aún viendo los estragos que comenzó a causar en países como Italia que entró en cuarentena el 9 de marzo cuando tenía más 400 víctimas fatales; España, el 14 de ese mes, con 120; o Francia, el 17 con 148, en otras naciones, como Brasil, Estados Unidos o México no se tomaron las medidas a tiempo, y los presidentes minimizaron, subestimaron o prefirieron no tomar acciones que afectaran la economía, y las consecuencias son hoy evidentes y tristes. No entendieron su significado mortífero, “hasta que la sangre llegó al río”.

Ahora la pandemia se ensaña contra Estadsos Unidos y ubica su epicentro en la ciudad de New York. En esa nación, todavía en este momento no se tiene claro la cifra de muertes que dejará el COVID-19, mayormente entre hispanos, negros y personas mayores, y donde, como bien estableció un importante periódico del mundo, “su Presidente tardó tres meses en hablar con seriedad de la Pandemia”, que para el 6 de abril ya había matado cerca de 10,000 estadounidenses cuando apenas empezaba.

Nadie tiene claro cómo será el mundo pos pandemia COVID-19. Quizás todavía muchos no terminan de darse cuenta que todo lo que teníamos cambió repentinamente, y que lo más importante ahora es preservar la vida de la gente, además,  porque lo que viene en términos económicos y sociales para todos nuestros pueblos requiere de gobernantes cuyas condiciones de experiencia y temple de estadistas les permitan estar a las alturas de las desafiantes y duras circunstancias de crisis que les permitan iniciar rutas de acertados procesos de recuperación y evitar la posible secuela de hambre, penurias y grandes limitaciones que afectará a millones de quienes podamos sobrevivir a la pandemia en pleno apogeo.


Más en Puntos de vista