Listin Diario Logo
30 de mayo 2020, actualizado a las 09:29 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 06 de abril de 2020

ORLANDO DICE

La posposición en sí

  • La posposición en sí
Orlando Gil

Los partidos criticaron a la Junta Central Electoral (JCE) por suspender las elecciones del 17 de febrero sin antes consultarlos.

Todos estuvieron – en sentido general -- de acuerdo con la medida, pero le llamaron la atención al organismo, como si fuera el muchacho de los mandados.

La JCE, fue lo que se interpretó, no puede actuar por su cuenta, sino que debe pedir permiso hasta para ir al baño. E incluso – después -- mostrar el papel como prueba. Los magistrados aprendieron la lección o temen el regaño o son más condescendientes o están de acuerdo con mover los comicios de mayo.

Sea cual que fuere la razón, ahora si pidieron opinión a los partidos, a todos, ya que algunos se habían adelantado y hecho la diligencia por cuenta propia.

Se infiere por tanto que el problema sería la fecha, si junio o julio, pero que la posposición del evento – como tal -- es un hecho.

Así el país no se ve forzado a  una consulta en medio de una pandemia,  la encargada gana tiempo y – lo mejor de todo -- se evita un reproche.

La situación en todo caso no deja de ser interesante, pues el consenso se hizo solo, cada partido se convenció  y a ninguno se le ocurre sospecha.

¡Qué fácil y rápido cambia de ánimo de la política!

Cuando reproduje en las redes un amplio trabajo de prensa publicado por El País de España sobre las dificultades de realizar  elecciones en este tiempo, hubo desgarramiento de vestiduras.

En Estados Unidos hubo de suspenderse las primarias demócratas y el Departamento de Estado informar del impedimento a reuniones, para que aquí ahora se proceda.

El documento de solicitud a la Junta fue de partidos que no conocen una gata ni sus necesidades, e incluso toca aspectos de dudosa pertinencia.

Interesan por tanto los pareceres de las fuerzas determinantes, los partidos que encabezan coaliciones y que disputarán con posibilidades el poder.

Ojalá que cada sector político diga lo suyo y no se entre en ese juego perverso de esperar la propuesta del contrario para hacer la propia.