Listin Diario Logo
27 de noviembre 2020, actualizado a las 08:32 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 03 de abril de 2020

EN POCAS PALABRAS

Fed y Trump: el tira y jala

  • Fed y Trump: el tira y jala
Juan Guiliani Cury

Las relaciones entre el jefe de la Casa Blanca, Donald J. Trump y el titular del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, mejor conocido por sus siglas de la Fed, no  han sido nada agradable. El mandatario norteamericano mantiene su criterio de que Jerome Powell, “no actuado en bien” en el manejo de la economía. La tesis de Trump radica en que la Fed, se ha resistido a bajar la tasa de interés referencial que rige el sistema financiero.  Trump alega que Powell ha estado a la zaga en mantener un ritmo económico en crecimiento y a la ofensiva. Todo esto – opinamos – a pesar que la economía estadounidense está atravesando (pre-coronavirus) por uno de sus mejores momentos de las últimas décadas. El indicador de la tasa de desempleo está en 3,6% (desde Octubre 2019) considerado pleno empleo. El índice de desempleo ha venido cayendo desde que el ex presidente Barak Obama, dejó la misma al abandonar el cargo en 4,7%,  una medición de pleno empleo. Las diferencias entre Powell y Trump,  se ha ensanchado al inquilino de la Casa Blanca amenazar una posible destitución del presidente del más importante banco central del mundo, algo inusual en el sistema financiero norteamericano, aunque no imposible.  La Fed bajó la tasa referencia a  0% a 0.25% de  1.00%-1.25%, vigente al 3 de marzo. La situación se ha tornado extremadamente delicada con la amenaza que representa el  coronavirus, que ha obligado a la imposición de medidas de emergencia de parte de Washington ante una eventual desaceleración y/o recesión de la economía. El jefe del Tesoro, Steven Mnuchin, ha advertido de esa posibilidad. La Fed  puso en marcha  $700,000 millones para asegurar el mercado de bonos por $500,000 millones  y $200,000 millones para  deuda hipotecaria titularizadas. El Congreso EEUU aprobó un paquete de estímulo a la economía  de $2 trillones.