Listin Diario Logo
10 de abril 2020, actualizado a las 12:41 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 18 de febrero de 2020

ORLANDO DICE…

El desahogo de palabras

  • El desahogo de palabras
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

La primera reacción de los seguidores de Leonel Fernández en las redes, al conocerse las dificultades del voto automatizado,  fue una especie de hastag: Leonel tenía razón. Nada de preocupación por el asomo de crisis electoral, posiblemente política, pues un hecho extraordinario puede arrastrar consecuencias imprevistas.

Era para pensar que no sucederían cosas mayores, pues si Fernández tuvo razón, y eso complace y satisface a su gente ¿ quién podría desatar los infiernos ?

Más tarde se produjo la comparecencia de Luis Abinader, y trajo a mi mente el viejo estilo del PRD, en que durante las ruedas de prensa de sus líderes de entonces, se colocaban detrás. El busca-cámaras era en ese tiempo  una categoría política, pues además de cercanía, mostraba influencia. La del domingo pareció una actuación conjunta de los personajes de Marvel.

Aunque me llamó la atención que a esa hora del día, Abinader leyera en telempronter una pieza memorable, tan memorable que una de sus líneas será, y es desde ya, mantra de campaña.

La de que en manos de su liderazgo la democracia no perecerá. Me recordó al Juan Bosch del discurso de juramentación como presidente  de la República en febrero de 1963.

Dijo en la ocasión que en su gobierno la libertad no perecería.

Parole, parole, parole, y mientras los capitanes políticos hablen y se dejen ver de los soldados, sin  apelar a sus emociones o provocar su descontrol, la situación  no se irá de la mano, y lo que podría convertirse en algo grande, no pasará de impasse.

Si como dijera Carolina Mejía “…como quieran, cuando quieran y donde quieran… ”, debe dar lo mismo el 15 de marzo que el 16 de febrero. Con buena voluntad y espíritu decidido hasta la suerte mejora.

La democracia dominicana tiene de bueno que cualquier desahogo calma, y los políticos que se consideran más fuera de sí, no intentan ni se atreven a dar coces contra el aguijón.

Habrá de volverse sobre los pasos y establecer responsabilidades, pero lo primero es superar el órdago del voto automatizado.


Más en Puntos de vista