Listin Diario Logo
17 de febrero 2020, actualizado a las 09:58 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 21 de enero de 2020

EL BULEVAR DE LA VIDA

Welcome

  • Welcome
Pablo McKinney
pablomckinney@gmail.com

E l 5 de noviembre uno escribía aquí que al paso que iban las cosas, uno corría el riesgo de pasar del heroico “Yanqui go Home”, al realista, aplatanado y sin remedio... “Yanqui Welcome”. Veamos.

Lo primero fue la llamada del secretario de Estado Pompeo. Luego vendría el financiamiento de la observación electoral de Participación Ciudadana (PC) que tradicionalmente se hace, pero a nivel de elecciones generales.

El informe final de esa observación de PC a las primarias del PLD fue de gran utilidad a la hora de conceptualizar sobre las irregularidades ocurridas en todo el proceso. Hablo de unas irregularidades “totalmente regulares” en las elecciones dominicanas, siempre a favor de los candidatos del partido que administre el Estado vía Poder Ejecutivo, oiga usted, que el cinismo y la desmemoria deberían tener sus límites.  El fracaso de Leonel Fernández en las primarias peledeístas no fue perder, sino -posiblemente-, el no haber ganado mucho a poco que es como en un país de famélica institucionalidad y marrullera cultura política se le gana a un partido gobernante. De eso saben mucho los reformistas y los perredeístas, y muy especialmente los peledeístas, incluidos los que acaban de renunciar y, en un momento “de suprema lucidez y alumbramiento ético intelectual”, justo ahora, no antes, si no justo ahora, descubrieron las regulares irregularidades electorales de su partido.  Todo esto es parte de los efectos negativos que para todos los peledeístas -morados o verdes- tiene la división de su partido. Efectos negativos que, a la vez, son sumamente positivos para la democracia en pañales que somos. PLD y FP guardan cadáveres comunes debajo de viejas alfombras, que irán apareciendo, ay, que donde las dan las toman.

Es en este contexto que la Embajada decidió en noviembre, previa conversación con el jefe de Estado y el del Tribunal Constitucional, “ser un ente de supervisión en las elecciones”, lo que significa que ya no solo las observará indirectamente con los ojos prestados de Participación Ciudadana, financiada vía USAID, sino que, además, las supervisará directamente.

Han sido tantos los excesos y por tanto tiempo; tanto hemos llamado al diablo que, ya ven, este ha llegado y, además, aplaudido como si fuera el Licey.     Tanto hemos abusado de eso que llamamos democracia, patria, soberanía, que ya ven, hemos pasado sin rubor de Yankee go home a Yankee welcome. ¿Do you know?