Listin Diario Logo
29 de septiembre 2020, actualizado a las 06:01 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 26 de noviembre de 2019

POLÍTICA Y CULTURA

“La piedra de toque” es la unidad

  • “La piedra de toque” es la unidad
Tony Raful
tony.raful5@yahoo.com

¿Qué es “la piedra de toque”?  Se conoce  como piedra de toque  a la piedra que sirve para determinar  el valor de una joya. Ella sirve para diferenciar las monedas verdaderas de las falsas, cuando las piezas eran de oro y plata. Permite  registrar el valor real de alguna cosa.

La piedra de toque es una piedra dura de color oscuro compuesta por una mezcla de cuarzo amorfo con alúmina, cal, óxido de hierro, carbón y otras sustancias de grano fino y que no puede ser atacada por los ácidos. Estas cualidades la hacen adecuada para el ensayo de pureza de los metales.

En materia política la piedra de toque para diferenciar en términos de alianza para la toma del Poder, es el concepto rector de la unidad.  

No basta  oponerse al régimen y sus políticas públicas y hacer frente a sus desvaríos. Lo que sitúa el ejercicio de la táctica política, como fundamento  para alcanzar el acceso al Estado como fuerza social movilizadora, es la actitud que se asume ante la necesidad de la unidad de todas las fuerzas opositoras por el desplazamiento del sector hegemónico del PLD. Nada está por encima de esa necesidad histórica.  

Ese grupo está asido  a las estructuras gubernamentales como fuente de poder y usufructo de bienes y riquezas. Todo su discurso es pura retórica altisonante  de acomodo  y complicidades.

El huracán social que ha estallado en Chile, en Colombia y que parece extenderse en toda América Latina, anuncia el fracaso estrepitoso de  regímenes continuistas y el ascenso vigoroso de fuerzas sociales opuestas al neoliberalismo y al populismo falsario.

La bancarrota moral que vive el país es inocultable y el proyecto del “Estado benefactor” donante de dádivas y  reparticiones, no ha podido crear  un hombre nuevo, sino que ha agravado las tendencias disolutas del egoísmo, el homicidio, la frustración colectiva, la caída vertical del concepto de la familia, y el protagonismo estatal de figuras grises empantanadas en cifras complacientes y en el mayor desconcierto ético.  

Frente al proceso eleccionario, la unidad de todas las fuerza opositoras con candidaturas  comunes en el Senado y en muchos municipios del país, representa un aporte significativo al cambio político.

La piedra de toque, para diferenciar lo falso de lo verdadero en la política nuestra del presente, es la actitud frente a la unidad.

Debemos fortalecer la  unidad para confrontar en la práctica, la continuidad del PLD en el  Gobierno.

Toda la historia de la humanidad  en la lucha por el Poder, es la historia de la unidad y los pactos de fuerzas diferentes, para el logro de  objetivos coyunturales.

El PLD como partido  ha finiquitado su ciclo histórico, no tiene por qué luchar ni motivos para  cambiar la sociedad en la que vegeta orondo y  poderoso.

Tarea histórica la nuestra, llevar al Poder a Luis Abinader, con la unidad primero del partido, y con un programa social inclusivo progresista y de participación ética y plural .


Más en Puntos de vista