Listin Diario Logo
18 de julio 2019, actualizado a las 09:03 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 10 de mayo de 2019

ORLANDO DICE...

El agua puesta o la soga al cuello

  • El agua puesta o la soga al cuello
Orlando Gill
orlandogil@claro.net.do

A la Junta Central Electoral se la tienen guardada y ella es la primera que no sabe dónde ni por qué. Igual se la van midiendo y tampoco se entiende el propósito.

Haga lo que haga tendrá que pelar canela fina.

Lo mejor que hizo fue tirar como en softball por debajo del brazo, de manera que los partidos -si quieren- recuperen la posición anterior y jueguen de nuevo al baseball.

Lo que ocurrió era previsible desde el momento que las leyes se aprobaron con la hiel en la boca y para cubrir las apariencias.

La legislación de partidos y electoral fue impuesta por la circunstancia y no porque se creyera que resolvían problemas.

Lo de ahora tampoco es jurídico, sigue siendo político, aunque con sentido perverso. No es que la JCE haya fallado mal, sino que favorece a un sector.

La intención no es eliminar el arrastre, sino crear condiciones para una de esas mini crisis que nunca alcanzan el cometido.

¿Acaso no se recuerda que la Junta Central Electoral fue puesta en la picota y descalificada por el uso de unos aparatos en las elecciones pasadas?

Ahora por igual habrá aparatos que de la misma manera que los anteriores fueron consentidos por los partidos, pero se le quieren colocar banderillas al organismo, y en vez de después de, que sea antes de.

¿Cómo es posible que los partidos no sepan lo que aprobaron y se saquen en cara posiciones que fueron conocidas en su momento?

La Junta Central Electoral quiso ir a la fuente, leer las actas de las sesiones, como cosa suya y propia, y los partidos dijeron que esa diligencia no era necesaria ni aprovecharía.

Y razón tenían.

Las actas solo servirían y sirvieron para conocer las discusiones y las decisiones tomadas al efecto. ¿Por qué entonces no se quiso que las alegaciones y el voto emitido en el hemiciclo fueran de conocimiento público?

Ahora se acudirá a otras instancias, y no se dude que se plantee juicio político, pues los partidos no asumirán su propia culpa.