Listin Diario Logo
15 de diciembre 2019, actualizado a las 12:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 08 de febrero de 2019

PUNTO DE MIRA

Muñecos tienen otro conciliábulo

  • Muñecos tienen otro conciliábulo
Alfredo Freites
alfredofreitesc@gmail.com

Los tres que no pudieron tirar a Leonel en el pozo solicitaron refuerzos. Temo, Amarante y Domínguez Brito recurren a los brazos de Radhamés Segura y Reinaldo Pared Pérez para montar un teatral almuerzo bajo el epígrafe de unitario o conversatorio de renovación entre precandidatos, pero a las claras se vio el motivo del encuentro porque no invitaron a Fernández.

Se entiende que si realmente el propósito fuera la búsqueda de la unidad del PLD debían contar con todos los actores del proyecto de retener el poder.

Resalta que este encuentro era exhibicionista. Para conversar no hay que publicitarlo ni hacerlo en un restaurante. En que cabeza cabe que asuntos de alta política con asomos de poder o interioridades de partido se traten en un lugar público.

No que jueguen con mi candidez.

Los tres primeros mencionados acusaron a Leonel de falsear la verdad cuando su gente denunció el inicio de una campaña sucia en su contra. Salieron en defensa del gobierno y acusaron al presidente del PLD de no tratar esos asuntos en su partido. Pero ellos hicieron lo que criticaban y al otro día Quirino iniciaba la lanzadera de lodo. El famoso capo del Sur les calló la boca, pero no recogieron su desmentido, sino que buscan refuerzos para continuar sus tratativas.

En esta campaña de suciedad, donde un reo de la justicia se convierte en vendido ariete político, se percibe un detalle estremecedor: quien manejó el apresamiento. interrogatorio y deportación de Quirino Ernesto Paulino fue Francisco Domínguez Brito. Pero es incapaz de salir a defender su obra.

Domínguez Brito es protagonista del caso. Sabe bien como se tejió ese saco jurídico pero el odio de Quirino es contra Leonel porque era el presidente de la República y quien daría luz verde a las operaciones antinarcóticos y aceptó la petición de extradición de los norteamericanos.  

Otro detalle del frugal almuerzo es que Pared Pérez es secretario general del PLD, segunda autoridad política del partido y en esta tratativa luce como un subalterno de Amarante porque fue este quien gestó la cita anti leonelista a todas luces.

Si gente de un partido quiere buscar elementos para alcanzar la unidad; si hay interesados en bajar la tensión interna y tienen ideas, lo correcto es que el funcionario político concurra con todas las partes al partido, porque es algo oficial. No es una partida de dominó.