Listin Diario Logo
14 de noviembre 2018, actualizado a las 03:34 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Puntos de vista sábado, 20 de octubre de 2018
0 Comentarios

SONDEO

Jugada de Luis

  • Jugada de Luis
Luis Encarnación Pimentel

Sin dudas, Luis Abinader ha ido ganando terreno y ha logrado ir perfilando un buen posicionamiento como aspirante presidencial por segunda vez. PLD y sus incógnitas aparte, el desarrollo personal de Luis y el poco crecimiento de otros en  la oposición, lo apuntalan como el candidato por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), en el que comparte liderazgo con Hipólito Mejía. Eso es a lo interno o frente a su contendor Mejía, porque el giro dado con respecto al controversial tema de las primarias en la Ley de Partidos -que llevaban a pensar que había llegado a acuerdos con un sector influyente del gobierno- apareció ante los ojos del gran público como un “traspiés” que tendría un alto costo político para el PRM y en especial para Abinader. El cambio de posición tenía un doble filo, porque aunque buscaba atizar las diferencias internas entre los dos líderes del PLD (a lo que siempre la oposición ha apostado y nunca le ha dado resultado), corría el riesgo de que se atribuyera a los autores el haberlos “comprado”, como en efecto se llegó a decir. Una segunda parte de estrategia de Luis pudiera lucir inteligente, que sería la de capitalizar el beneficio de supuestos intentos de Medina por cerrarle el paso a Fernández, pero que conociendo la experiencia de los peledeístas de buscarle siempre un acuerdo a sus grandes conflictos, pudieran dejar al primero con “el moño hecho”. Los planes -o el solo intento-, pudieran crear un efecto contrario al que se busca. Que se sepa, la idea de Luis no sería la de contar con Danilo como aliado, a nivel de acuerdo entre las partes, sino de escudo, ante el fortalecimiento de Leonel y la percepción de que sería el candidato del PLD en el 2020. El asunto va tan lejos, como a trabajar la posibilidad de que Danilo vea a Abinader  como factor de mayor confianza que a Leonel (¿) a la hora de salir del poder, partiendo de que éste no haya olvidado algunas travesuras oficiales que se atribuyen en su contra. Si el cálculo funciona, bien -no deja de ser una riesgosa aventura- pero la experiencia indica que “es mejor un malo conocido, que un bueno por conocer”; y el ejemplo de Jorge Blanco, cuando bloqueó un triunfo evidente a Majluta y facilitó el retorno de Balaguer al poder, es el mejor referente histórico-político que se tiene a mano. Para los observadores un tanto alejados de pasiones y de sectarismos baratos, Leonel  -y tras un gran acuerdo manejado entre ambos- sería la garantía de  Danilo para salir del poder sin traumas o temores mayores. La diferencia o la bonanza de tratar con los de afuera, estaría por verse y sería cuestión de lotería y de suerte. Ahora, es inteligente que Luis haya pasado de la crítica simple a la propuesta. ¡Volvemos! encar-medios@hotmail.com    

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre