Santo Domingo 21°C/24°C light rain

Suscribete

PUNTO DE MIRA

Saben a pollo y escorpiones

Tienen buen sabor las frituras de escorpiones, cucarachas, arañas y otros insectos que son vendidos en un callejón de la calle Houfuying en Beijín. Si dejamos fuera el prejuicio gastronómico, se podrá disfrutar de estas exquisiteces con sabor a pollo que deben ser ingeridos en grandes cantidades para saciar el hambre.

A la entrada de estas callejuelas están las frituras de insectos que son el gancho para las ventas de muchas chucherías. Los venduteros exhiben todo tipo de mercancías de recuerdos de la visita. En este bazar callejero la puja es la norma. El arte es poder llegar al límite de la rebaja. Aquí explotan la curiosidad de los turistas con sartas de escorpiones vivos que fritos son puestos en puya para su degustación.

Se dice que las granjas futuras serán de insectos para la alimentación. También ofrecen en venta arañas, gusanos, ciempiés, estrellas de mar y otros animales marinos así como peces deshidratados. Es una abigarrada exhibición donde los vendedores compiten unos contra otros. Los precios dependen de quien demande.

La zona visitada es un paso peatonal donde muchas tiendas de artículos diversos tienen agentes de reclamo. El mercadeo americano en su mejor expresión se muestra frente a los negocios. Las marcas y tiendas occidentales están presentes, como en todo Pekín.

Para acercarnos a la gastronomía China fuimos a un restaurant famoso por su Pato Pekinés. En la conocida mesa redonda oriental una troupe de cocineros te hacen el plato frente a tus ojos y los camareros completan el ritual del servicio. Entradas de maricos fritos se cierran con mandarinas sobre hielo. Eludí los dulces porque no sé de qué están hechos.

Ya había visto frutas desconocidas y cajuiles Solimán del tamaño de manzanas. Un poco más dulces que los nuestros, pero igual de hidratantes.

Lo atractivo es comer fuera del hotel para degustar la variedad de la gastronomía china, que se ofrecen por regiones. Desde la conocida cantonesa a la taiwanesa. Para nosotros todo es comida oriental, donde se mezclan platos de carne con sabor dulce, como picantes.

La ropa también está en la colada. Hay muchos puntos de venta de las indumentarias de geishas. Maniquíes de anoréxicas muestran ajustados trajes de seda con fajín a la cintura. No vi tallas grandes, pero los ofrecen en una gran variedad de colores y diseños, son realmente bonitos. No compre ropa. No vi indumentaria de emperador.

Tags relacionados