Santo Domingo 29°C/31°C scattered clouds

Suscribete

MI POSICIÓN

Desidia política

Avatar del Listín Diario
Santiago Cuesta KurySanto Domingo

En medio de las últimas polémicas sociales registradas en el país y por cierto muy comentada hasta la insaciabilidad en los diferentes medios de comunicación por políticos, empresarios, sociedad civil y algunas figuras eclesiásticas, en cuanto a la problemática de división que existe dentro y fuera del PRD. Tema este que está siendo tratado por la mayoría de nuestros comunicadores de forma rigurosa y con un seguimiento de cobertura extraordinario por parte de la mayoría de nuestros medios de comunicación. Olvidando como de costumbre o relegando a un segundo y hasta un tercer plano una buena parte de nuestros comunicadores y sus diferentes medios de comunicación entre los temas de la actualidad, aquellos que verdaderamente requieren de la urgencia de ser tratados con más envergadura que los temas de orden o de carácter político. Para que las autoridades competentes sean más diligentes y los enfrenten con la firmeza con que ameritan los mismos. Nos referimos al tema de la inseguridad ciudadana en carreteras, salidas de aeropuertos, centros comerciales, calles y avenidas y sus respetivas consecuencias de muertes. Nos preocupa que un tema como este tan delicado para las personas sin distinción de clases sociales no esté siendo tan comentado y con la cobertura periodística que se le ha dado al caso del PRD. Esta alta tasa de peligrosidad que representa la inseguridad ciudadana en nuestro país, diariamente se cobra más de una vida y poco o nada se ha estado haciendo para detenerla. La inseguridad ciudadana en estos momentos afecta a toda la población dominicana y de modo muy particular, a los más de 4 millones de turistas que anualmente nos visitan y que también debemos de incluir y sobre todo cuidar, “por el alto interés económico que ellos representan para el país”. El comunicado de la embajada norteamericana es una voz más de alarma. Para muchos dominicanos esta problemática de la inseguridad esta asociada y se debe entre otras cosas “a la desidia política-institucional en que vivimos actualmente”. Los dominicanos no contamos con un lugar institucionalmente apropiado para poder elogar esos nudos del pensamiento político-social que tensionan nuestra libertad, que nos torturan el alma hasta no poder, inmovilizando nuestro espíritu de justicia y de derecho ciudadano. La agobiante desidia política-institucional es nuestro principal mal de fondo.

Tags relacionados