Santo Domingo 29°C/31°C scattered clouds

Suscribete

La proclama de Danilo

Avatar del Listín Diario
Silvio Herasme PeñaSanto Domingo

No lanzó formalmente una proclama, como a veces se acostumbra, pero su declaración fue contundente para que todo el que tenga oído la entendiera. Danilo dijo textualmente: “No me asustan los malos momentos que está viviendo el mundoÖYo me preparé para gobernar la República Dominicana”, y como lo que está pasando económicamente en el mundo es como para asustar al más avezado, Danilo ha proclamado que esas cosas no le asustan. Que se preparó con mucho tiempo para gobernar la República Dominicana y lo ha dicho a lo largo de su andar para lograr lo que se propuso: gobernar a este país. Si usted le echa un vistazo no sólo a lo que está pasando en el mundo, sino aquí en la República Dominicana, usted podría reflexionar sobre estos temas realmente inquietantes: a).- 58% de los partos en los hospitales de Salud Pública pertenecen a jóvenes adolescentes; el 20% son de mujeres haitianas. Esas son cifras ominosas para el futuro de cualquier sociedad a lo largo del mundo; b).- La violencia barrial exaspera a la opinión pública: ya sean los inagotables feminicidios o los atracos a comerciantes y transeúntes. Esos son tan graves como los peores males sociales; C).- El Banco Agrícola sólo puede suplir un 20% de la cartera de demanda de crédito de los productores nacionales. d).- Puerto Plata que es uno de los polos turísticos mas viejos del país, se debate actualmente en una inercia improductiva; e).- Se alega que los ingresos nacionales sufren un déficit que anda por los 40,000 millones de pesos, aunque las autoridades se niegan a emitir juicio alguno; f).- Aplicación del 4% del PIB a la educación y la tanda corrida en las escuelas, son compromisos graves para el Presupuesto Nacional. Con sólo esos seis problemas por delante cualquier hombre que asumirá en dos meses la jefatura del Estado sentiría que el cielo se le viene encima. Pero afortunadamente Danilo ha dicho que esa situación no lo amilana. Gracias a Dios. Debemos suponer que una vez proclamado “Presidente electo” y que ya se ha creado una comisión de traspaso del gobierno, el licenciado Medina comenzará con su equipo a definir las líneas maestras de su gobierno que se inicia el próximo 16 de agosto. Y si comenzáramos con medidas poderosas de un gobierno bien pensado, las fuerzas internas del país responderán con toda presteza y se podría iniciar eso que tanto ha pegado en la conciencia nacional: “Iniciar lo que nunca se ha hecho”. El factor motivacional será clave en los primeros cien días del gobierno de Danilo Medina. La gente se imbuirá en todo lo que se puede lograr que olvidará los problemas generados por las discrepancias de un proceso electoral especialmente disputado. Alienta el espíritu que Danilo demuestre que no ha llegado al gobierno como resultado de un movimiento de carambolas, sino como el climax de un proceso bien delineado, programado y cumplido al pie de la letra. Aunque no es por primera vez que un gobierno que sube no sufre antagonismo del gobierno que deja el poder; habrá cambios de énfasis y todo el que sabe que tiene que irse debe irse, para dejar al nuevo Presidente la opción de escoger a aquellos hombres que considere más idóneos para que lo acompañen a cumplir las responsabilidades que asume. El hecho de que Leonel agotara sus dos últimos períodos prácticamente con los mismos funcionarios, creó frustraciones en la opinión pública y entre muchos que aspiran a que los cambios de alguna manera le favorezcan. La popularidad de Leonel sufrió, pero al final se recuperó y termina con casi un 60% de aprobación índice que está en el rango más importante entre gobernantes de América Latina que dejan el poder en los últimos años. Danilo comienza sus cuatro años de gobierno con el propósito de mejorar lo que está bien; eliminar lo que está mal y hacer lo que “nunca se ha hecho”. No aspira a la reelección que está prohibida y aseguró el 4% del PIB para la educación. Yo me sentiría satisfecho con que el espectro ignominioso del analfabetismo desaparezca de la República. Ninguna conquista será más significativa y socialmente redituable ni mas estelar y ninguna elevará mas la autoestima de la población. No será fácil, pero se puede lograr. ¡Adelante!

Tags relacionados