Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

Uno de los retos principales

Con los factores relevantes de sobre un treinta por ciento de electores que no hizo valer su voto y, por otro lado, víctimas de la inequidad, el resultado de las bajas votaciones obtenidas por las candidaturas alternativas, y la decisión en el hecho de beneficiar con un trece por ciento a los aliados al PLD, asociado a considerarse un arbitraje electoral parcializado, con la inaceptable utilización ilegítima de disponer abusivamente de los fondos públicos, logró imponerse nueva vez en las elecciones presidenciales el Partido de la Liberación Dominicana. El presidente electo, Danilo Medina, afrontará un gobierno con una dificil situación fiscal que no le será fácil reproducir el endeudamiento de los últimos años, con un partido que tiene un progresivo debilitamiento de legitimidad popular y con una sociedad dominicana que parece dividida en dos grandes grupos. Evidentemente, uno de los principales retos del nuevo mandatario luego de su juramentación el 16 de agosto es ejecutar un pacto para realizar una profunda reforma política, que bien debe iniciarla con una de sus promesas ofrecidas durante la campana, la designación de un radical cambio en los funcionarios que trabajarán en su nueva gestión de gobierno, seleccionando, con nuevas caras, las autoridades que tengan la capacidad en actuar con creatividad y ética. Ojalá la pueda ejecutar en su totalidad,!... para empezar a desvirtual que un partido político no es la impresión directa de un grupo de intereses corporativos. Además, cabe agregar que para un buen equilibrio de nuestra frágil democracia no podemos dejar al gobierno que haga y deshaga, por lo que en la coyuntura actual es necesario el contrapeso de una fuerza principal de oposición firme dentro del marco del respeto a la institucionalidad, para evitar el riesgo de la ingobernabilidad social y política, que fácilmente podría generarse.

Tags relacionados