Santo Domingo 25°C/28°C scattered clouds

Suscribete

UMBRAL

La crisis alimentaria y el pánico apocalíptico

Breve comentario para la Segunda Conferencia de Liderazgo, “Oportunidades, Dificultades y Metas de América Latina: Estrategia Consensual sobre Energía, Alimento y Ética”, celebrada en Brasilia del 19 al 21 de Octubre de 2011. Corre por el mundo una sensación de pánico a raíz del incremento, en los últimos años, del precio de los alimentos; foros, cónclaves, congresos regionales y mundiales; las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otros organismos de carácter permanente, son escenarios utilizados para debatir el fenómeno. Este evento es un ejemplo palpable de las preocupaciones que tiene el liderazgo mundial frente a la crisis que amenaza con arrancarles la vida a millones de seres humanos. En la mañana de hoy, durante la inauguración de esta actividad, el ex presidente de Guatemala y presidente de la Fundación Esquipulas, Vinicio Cerezo, dijo: “Ayer se cumplieron tres meses de haberse anunciado una hambruna en Etiopía que amenaza con quitarles la vida a cinco millones de personas”. Este anuncio llega cuando millones de seres humanos en el mundo ven cómo los alimentos se ponen a distancias inalcanzables, provocando, en el mejor de los casos, un acelerado deterioro en sus condiciones materiales de existencia, que devendrá en la eliminación de la existencia misma. Algunos dicen que las voces que se alzan para advertir del peligro que representa para la Humanidad la actual crisis alimentaria, reviven el pesimismo maltusiano, aludiendo con ello a lo que el economista británico planteaba, al desarrollar la tesis de que, para decirlo de alguna manera, el aumento de la población mundial superaría la capacidad de producción del planeta. Malthus se equivocó, evidentemente, y nosotros somos una muestra de ello, porque el hombre mejoró de forma considerable las técnicas de la producción, no sólo de alimentos, sino de bienes industrializados que han superado la demanda del hombre. Así pues, en los últimos 60 años la población mundial se ha duplicado, pero la producción de alimentos se ha multiplicado por 3 en el mismo período, lo que quiere decir que el problema no es de producción. ¿Cuál es la causa entonces? ¿La producción de biocombustibles? ¿El cambio climático? ¿La devaluación del dólar como dicen algunos economistas? ¿El incremento de la demanda? ¿La especulación derivada de las compras a futuro? ¿Las sucesivas crisis financieras que han impactado en la economía real?

Tags relacionados