Santo Domingo 27°C/30°C few clouds

Suscribete

ORLANDO DICE

El desconcierto en el Bloque Progresista por la reelección

Embestida Los partidos aliados del Bloque Progresista tenían planeada una embestida contra el PLD, pero en el fondo se proponían colocar contra la pared al presidente Leonel Fernández, quien desde un tiempo a esta parte no distingue a sus dirigentes como antes. La excusa, sin decirla, era la reelección. Partían de la creencia de que la repostulación del mandatario tendría problemas dentro y que era conveniente que se agenciara una especie de seguro de vida política. Es decir, la idea era meter cuña entre el jefe del Estado y la organización que lidera y sustenta su administración. Había lógica, y respondía a la experiencia de los dos últimos períodos, en que a falta de un liderazgo propio, individual o colectivo, el Bloque dependía, hasta anímicamente, del presidente Fernández. Incluso, en esa conjura romana había oficiantes mayores, que se lanzaron a explorar el terreno y a tomar el pulso el César. El Bloque Institucional, por ejemplo. No sólo hubo la renuncia de José Frank Peña Guaba, de la que no se ha vuelto hablar, sino de que se manipularon rumores sobre acercamientos con jefes de tendencia del PRD… A casa Se reunían unos con otros, y a veces en Bloque, a contarse sus penas y a comprobar que el marido se volvió fiel y regresó a la esposa, dejando a las queridas en la estacada. El presidente Fernández, por alguna razón que los aliados no conocen ni entienden, se siente de nuevo a gusto en el PLD, aun cuando tiene que aguantar majaderías de los altos cargos que a su vez son miembros de los organismos de dirección. La situación es interesante porque parece un bolero, ya que más que desamor, hay angustia, desesperación, y la música de tan queda, no se oye. Contrario a meses atrás, en que todo era pura bachata. El problema, entonces, es cómo retornar a la situación de antes, cuando se regocijaban entre paños y manteles. Nada como la reelección. Sin embargo, cada día aprecian que por esa vía no hay vida, pues cuando no cojea del pie derecho, lo hace del izquierdo. Ahora, si el cambio de actitud es del Presidente ¿por qué se advierte y hasta amenaza al PLD que como partido debe cuidar su destino? El PLD y el Bloque no son siameses, y ni siquiera hay que separarlos: cada uno fue viable por su cuenta… El desconcierto Nada peor en política que el desconcierto, pues se dicen y se hacen cosas sin sentido. Los aliados del Bloque Progresista deben observar el ambiente político general, y no solo lo que ocurre en el PLD. El partido oficial no puede ocuparse de ellos por ahora, pues todos sus esfuerzos están dirigidos a preservarse como organización y decidir una opción capaz de mantenerlo en el poder. Además, ¿cómo puede el presidente Fernández preocuparse por ahora de sus socios desempleados cuando las trompetas de sus compañeros de partido amenazan con derrumbar los muros del Palacio Nacional? Igual no pueden esperar que asista económicamente a las dependencias a su cargo en medio de una crisis de presupuesto que más tarde o más temprano lo obligará a una reforma fiscal, con el nombre que sea. Ninguno de los caminos lleva a Roma, y lo que menos importa ahora es quién garantiza la existencia del Bloque. Si cada cual no se ocupa de sí mismo, uno a uno o en grupo volará como chichiguas. Se acostumbraron a que otro pensara por ellos, y ahora no saben cómo hacerlo… Dos cosas Además, deben tener en cuenta dos cosas. La primera, si no hay reelección en el PLD, no podrá haberla en el Bloque. Y segundo, deben olvidarse del chantaje, pues no afecta a nadie. Si no tienen líder alternativo, o se consumen en su propia salsa o esperan que el astro rey les asigne tarea. Si son tan suficientes, y como dicen, fueron los responsables de que el PLD se impusiera en las últimas elecciones ¿por qué no jugárselas solos? Así sabrán que el 7% no gana elecciones por sí mismo. Es necesario, pero como completivo, como moña. El merengue o suspiro no es el bizcocho, pero hace que parezca más bizcocho. Igual el Bloque no es el triunfo, pero hace que sea más indiscutible…

Tags relacionados