Santo Domingo 22°C/24°C clear sky

Suscribete

VIVENCIAS

Meritoria distinción

Avatar del Listín Diario
Juan Francisco Puello HerreraSanto Domingo

Recuerdan a Tigueret el país de “todas las posibilidades”; pues bien, esta vez ha sido designada su capital Tigueríades como la capital de la incultura y el desorden. Sus habitantes están orgullosos y de plácemes ya que en anteriores competencias no habían sabido reconocerle los méritos acumulados durante años en este importante renglón. Además de ser distinguida con tan “reprobable” distinción, el país ha sido designado paralelamente, por antonomasia, la cuna de la vulgaridad. Pero lo que finalmente decidió a unanimidad, para que se le otorgase este premio a tan folclórica ciudad ha sido la modalidad puesta en práctica por algunos conductores de vehículos de motor en esa urbe del desorden, de orinarse (“mearse”) a plena luz del día cuando se está a la espera de que cambie el semáforo de rojo a verde en las principales intersecciones de la ya reconocida “arrabalizada” ciudad. La ciudad del asombro y lo insólito así ya la ha bautizado National Geographic. Esta fama ganada en buena lid es mérito exclusivo de sus habitantes y de las autoridades que de manera pasiva han respaldado estas iniciativas. A todo esto vendaval se agrega, los llamados carros públicos conducidos por padres de familia ejemplares, que dan un toque especial a la ciudad de Tigueríades, ocupando de manera transversal y paralela sus vehículos (chatarras) en las principales calles y avenidas, contribuyendo más al caos imperante, con miras a competir y resultar ganadores del premio que otorga cada año la Fundación para el Desarrollo del Desorden (FUNDAPADE). Otro aspecto a destacar en esta ciudad es que se ha convertido en una gran letrina donde cualquiera de los ciudadanos tiene la libertad de esparcir sus heces fecales en las vías públicas, produciendo un olor fétido ya característico de ésta, sólo superado por su país vecino. Ha sido tan evidente el desarrollo del desorden en Tigueret, que ya se está pensando cambiarle el nombre a la segunda ciudad en importancia, proponiéndose para ésta Tiguerópolis, la que sin lugar a dudas por el avance sostenido que ha tenido últimamente en estas “lides” no dudamos superará a la capital Tigueríades en el caos y el desorden.A esto se suma la iniciativa de algunos legisladores de construir un parque temático y un museo, en los que se exhibirá y albergará las distintas especies “zoohumanas” que abundan en esa demarcación. Continuará...

Tags relacionados